Un interesante movimiento para marcar territorio en el segmento de los vehículos compactos (clase C) acaba de dar Volvo, al presentar dos prototipos que se espera estén en producción el 2017. Uno de ellos corresponde a una berlina y el otro, era que no, se trata de un SUV. Ambos fueron presentados bajo la denominación 40.1 concept y 40.2 concept.

La presentación tuvo lugar en la ciudad de Gotemburgo y evidencia el derrotero que seguirá la serie 40 de la marca sueca. El 40.1 concept se ajusta a lo que debería ser el Volvo XC 40, un SUV compacto, en tanto el 40.2 concept corresponde a las trazas que determinarán el futuro modelo Volvo S40, ambos modelos desarrollados bajo la polivalente plataforma motriz CMA creada por Volvo.

La presentación constituye el punto de avanzada en la arremetida de Volvo, quienes concibieron la plataforma CMA como la base para el desarrollo de distintos modelos para generar más opciones en el mercado de los vehículos compactos de gama alta, donde marcas como Mercedes Benz, Audi y BMW ya han plantado banderas.

No es aventurado fantasear con que Volvo continuará sorprendiendo en un futuro cercano con una amplia gama de vehículos a partir de la plataforma CMA, pues su ductilidad es tal que permite equipar toda clase de motores, a gasolina, diésel, híbridos y eléctricos.

Se supone que los prototipos mostrados contarán con un motor híbrido enchufable, del tipo de los equipados en los XC90, S90 y V90. Adicionalmente, se espera que en un futuro cercano el S40 y el XC40 incorporen propulsores completamente eléctricos.

Ambos modelos corresponden al trabajo generado en el China Euro Vehicle Technology (CEVT) ubicado en Suecia, centro de diseño y desarrollo conjunto de Volvo, y la china Geely, dueña de la compañía sueca.

A continuación podrás ver un video de ambos modelos