En el mercado mundial existen varios automóviles deportivos, cuya única finalidad es regalarte una experiencia cargada con dosis de vértigo. Aquí, en XY, te hemos presentado más de alguno: el KTM X-Bow (ver nota), el Polaris Slingshot (ver nota) y el Ariel Atom (ver aquí), entre otros.

A tan noble lista, ahora agregamos un nuevo exponente, el Quantum GP700.

QuantumGP_Side

Este bólido de origen australiano es obra de Quantum Performance Vehicles, quienes lo diseñaron a imagen de un auto de categoría Fórmula 1, pero biplaza. O sea, para dos personas.

Sin embargo no sólo luce así, también se conduce y se comporta como tal.

Las prestaciones del Quantum GP700 son fuera de serie y te permitirán transformar un simple track day en un campeonato de la máxima categoría del automovilismo mundial.

  • Motor biturbo de 2.4 litros
  • Potencia máxima de 700 hp @ 7.800 rpm
  • Par motor de 654 Nm @ 6.500 rpm
  • Aceleración de 0 a 100 km/h en 2,6 segundos
  • Aceleración de 0 a 160 km/h en 5 segundos
  • Velocidad máxima de 319 km/h

QuantumGP_Rear

El secreto del Quantum GP700 para lograr estas infartantes cifras radica, en gran media, en la relación peso-potencia que es de 700 hp/700 Kg. Es decir, por cada kilo de peso hay 1 hp disponible.

Para sostener esta performance, el Quantum GP700 cuenta con varios sistemas desarrollados para las más altas exigencias. Esto incluye juegos de neumáticos acorde, así como frenos, suspensión, transmisión y electrónica similares a las de un auto de carreras.

QuantumGP_Interior

Por todo lo visto, nadie se imaginaría ver a esta bestia fuera del circuito de carreras. Sin embargo -prepara tus hormonas-, el Quantum GP700 está homologado para circular por la vía pública.

Pero prudencia. Tan vertiginosas pueden llegar a ser las sensaciones de este pequeño cohete de asfalto, que la firma australiana destaca la fuerza G que el Quantum GP700 puede generar en diversas maniobras. Por ejemplo, en una curva, a 180 km/h esta puede llegar a los 2,5 G, equivalente a la que sienten los astronautas al momento del despegue de un transbordador espacial.

QuantumGP_SpecsUna maravilla, pero una maravilla que no es barata. Quienes quieran lucirse con un Quantum GP700 tendrán que invertir 700.000 dólares, unos 441 millones de pesos chilenos.

Un auto así se aprecia desde el puesto de conducción: