Cada cierto tiempo Land Rover alardea sobre las capacidades off road de sus modelos, demostrando que más allá del diseño y estilo son lo que deben ser: vehículos todo terreno. En esta ocasión tomaron al Range Rover Sport PHVE y se lo llevaron a China, donde lo hicieron subir hasta la Puerta del Cielo…trepando por una escalera con 999 escalones y pendiente de hasta 45°

La demostración de poder se inició antes de tan impresionante escalada con el recorrido por la Carretera del Dragón, un sinuoso camino de 11,3 kilómetros y con 99 estrechas curvas. O sea, una exhibición de poder, agarre y maniobrabilidad en una misma jornada.

La prueba fue ejecutada por el piloto de Fórmula E Ho-Pin Tung, quien condujo un auto de serie, al que solo se le calzaron neumáticos de off road, los mismos que pueden ser adquiridos como opcional por cualquier cliente.

El Range Rover Sport P400e es un modelo híbrido enchufable (PHEV) que equipa un motor a gasolina que aporte 300 CV y otro eléctrico de 116 CV, que en su conjunto aportan 404 CV y 640 Nm.

Acá puedes ver el video.