A propósito del día del padre: ¿cuántos hombres soñaron con recibir, en su infancia, un regalo consistente en un auto radio-controlado o a control remoto? Bueno, Land Rover desarrolló precisamente un juguete como este, pero a tamaño real.

RangeRover_Control_1

Sí, la marca británica acaba de presentar un Range Rover Sport, un auto que es como cualquier otro vehículo, pero que tiene la capacidad de ser controlado a través de un smartphone, sin necesidad de estar frente al volante.

La aplicación que permite esto, posibilita controlar la dirección, el acelerador y los frenos, además de las regulaciones electrónicas de la suspensión con que cuenta.

RangeRover_Control_2

El Range Rover Sport se puede maniobrar a una velocidad que no supera los 6,4 km/h., en sentido de marcha y reversa.

Un requisito para que el auto responda al llamado del teléfono es que el SUV detecte su propia llave inteligente y que el usuario esté a no más de 10 metros de distancia.

RangeRover_Control_3

En Land Rover dicen que, a futuro, esta tecnología incluirá reconocimiento de voz, lo que permitirá al usuario poder usar el auricular del teléfono para dar instrucciones al vehículo.

Range Rover Sport radio-controlado, ver para creer: