Si hay algo que suele traer complicaciones a la hora de conducir es, sin dudas, la tarea de estacionar el auto. Más allá de encajar el vehículo en cierto espacio, la gran misión es encontrar un lugar disponible, sobre todo, cuando estás con el tiempo justo. Esta tarea quema minutos valiosos y cruciales. Pensando en eso, precisamente, el Aeropuerto de Düsseldorf en Alemania, logró dar con una solución al inconveniente: Ray, un robot que estaciona los automóviles sin necesidad de un conductor.

¿Cómo funciona el sistema? Cuando se llega al aeropuerto de dicha ciudad hay que dirigirse a la recepción del estacionamiento. Ahí estará esperando Ray, quien tomará las medidas del vehículo y, luego, elegirá la plaza adecuada. Un montacargas especialmente diseñado levantará el automóvil y lo desplazará hasta el lugar seleccionado.

 Ray_Robot2

Mientras los pasajeros están de viaje, Ray no descansa jamás y va reorganizando su garaje en razón del arribo de los vuelos (almacena los itinerarios) de manera que reubica los autos para que estén listos y en primera fila al regreso de sus propietarios, y en la misma puerta de salida de recinto.

Si por alguna razón, una vez que arribó el vuelo, el pasajero decidió hacer algo más en el aeropuerto que demorará su salida, una aplicación móvil permite informar a Ray del retraso de tal manera que el vehículo puede mantenerse estacionado hasta que el propietario decida dar la orden.

Ray_Robot3

Este robot, según Serva Transport Systems, la firma tras este invento, es totalmente autónomo, gracias a sensores especiales. Se desempeña de manera muy eficiente, puede girar sobre su propio eje e incluso estacionar los vehículos en diferentes formas. Además, Ray sólo requiere de 3 metros de ancho para circular por los pasillos del estacionamiento mientras que lo normal son 6 metros. Esta reducción optimiza el uso del lugar, con lo cual se obtiene un 60% más de plazas de estacionamientos disponibles.

Mira a Ray el Robot en acción: