El gusto por lo clásico está muy, pero muy de moda. Tanto que no es extraño encontrar personas que están dispuestas a pagar exorbitantes sumas de dinero para ser propietarias de un exclusivo pedazo de la historia. Un ejemplo es Mercedes-Benz 540 K Special Roadster que será subastado el 20 de enero por RM Sotheby’s, en un precio estimado de US$ 8 millones.

El modelo fue fabricado originalmente en la década de 1930 y corresponde a una edición especial de la que solo se produjeron 25 unidades. Su opulento diseño es propio de la época previa a la Seguna Guerra Mundial.

mercedes-540-k_02

La exclusividad está garantizada más allá de las pocas unidades fabricadas, pues esta unidad en particular fue modificada para ajustarse a las solicitudes de su comprador original, el curador de arte berlinés Rolf Horn. Este realizó requerimientos muy específicos para el vehículo: tiene puertas más bajas, parabrisas inclinado, aletas frontales en forma de gota y detalles cromados que no fueron incluidos en la versión de serie.

mercedes-540-k_01

Pero no todo es estética, este Mercedes-Benz 540 K Special Roadster posee un motor de 5.400 cc. de ocho cilindros y que es sobrealimentado por un compresor.

Más allá del valor objetivo, este modelo tiene el aura mágica de haber sido parte de la historia. Tras la Segunda Guerra Mundial, su dueño lo guardó. Tiempo después apareció en Alemania Oriental y fue el vehículo de los diplomáticos soviéticos. Posteriormente fue trasladado a  Moscú y exportado de manera ilegal a Suecia y, finalmente, a Estados Unidos, donde se encuentra ahora.

mercedes-540-k_03

No es la primera vez que esta unidad es rematada. En 2011, la misma casa de subastas golpeó el martillo en 4,62 millones de dólares, una cifra muy por debajo de lo que se espera obtener en esta ocasión.

Aunque se alcance el precio de venta proyectado, estará lejos de ser el Mercedes 540 K más caro en la historia. Uno de estos coches ya fue subastado en US$ 9,9 millones y el récord lo tiene una unidad vendida en 2012, la cual alcanzó los 11,77 millones de dólares.