La reputada marca de autos de lujo británica se puso lúdica y despeinó su Rolls-Royce Dawn, uno de sus flemáticos modelos, para dar vida a su colección Couture primavera/verano 2017, donde se utilizan fuertes y llamativos colores en la capota y detalles interiores para contrastar con el pulcro y primoroso “Blanco Andaluz” de la carrocería.

El conjunto es llamativo, pero muy british. Es como si el auto estuviera vestido para jugar en Wimbledon.

rollsroyce-colores_01

El equipo tras la estética del Dawn Inspired by Fashion estuvo dirigido por Giles Taylor, director de diseño de la marca, quien junto a un grupo de profesionales procedentes del mundo de la alta costura dieron forma al concepto, expresado en los colores Rojo Mugello, Azul Cobalto y Naranja Mandarin.

rollsroyce-colores_02

La presencia de los intensos colores forma un conjunto distinguido al tener presencia solo en el techo y en algunos detalles del habitáculo, lo que sumado al uso de finos materiales, como la seda natural, conserva intacta la elegancia clásica de la marca.

rollsroyce-colores_03

La intervención es solo estética, pues a nivel motriz esta versión fashionista del Dawn conserva su propulsor habitual, un V12 biturbo de 6.600 cc. que entrega un par de 780 Nm.