Rolls-Royce está lejos de ser sinónimo de un automóvil accesible. El lujo está expresado en cada rincón de sus modelos. Sin embargo, hasta ahora no habíamos visto nada como el Rolls-Royce Sweptail, un coche diseñado a la medida de un único cliente y que ha sido tasado en USD 13.000.000.

Los expertos dicen que es el auto nuevo más caro en la historia de la industria automotriz. Solo para que te hagas una idea, el Bugatti Chiron cuesta apenas USD 3.000.000.

¿Qué hace tan especial al Rolls-Royce Sweptail? La persona que comisionó el trabajo -cuya identidad es anónima- pidió un coche que fuera único en el mundo, con detalles aún más ostentosos que un Rolls Royce tradicional (los cuales cuestan entre USD 300.000 y USD 500.000) y que tuviera la apariencia de un yate de carreras de lujo.

VIAJE MENTAL AL INTERIOR DEL ROLLS-ROYCE SWEPTAIL

Basta mirar el auto para encontrarse con elementos que evocan la popa, la cubierta y los mandos de un yate.

De hecho, uno de los elementos que más resalta en su diseño es el singular y complejo techo panorámico que equipa. Este cae en forma de cuña sobre la cola, atrayendo la mirada hacia el interior del automóvil, que es donde se concentra la magistral labor del fabricante británico.

Es ahí, en su habitáculo, donde uno comienza a respirar la suave brisa marina que se experimenta a bordo de una fastuosa embarcación.

Sus terminaciones con finas maderas talladas (ébano y paldao), con esas típicas nervaduras que se ven en estos exclusivos botes, le dan una elegancia única y terminan por dar forma a toda la zona en que debieran estar los asientos traseros. El efecto es fascinante e incluso permite a los pasajeros sentirse y sentarse como si estuvieran dando un paseo en medio del mar.

De solo mirarlo entramos en modo hipnosis, donde casi podemos imaginarnos la sensación de libertad y conexión con el paisaje que da su cielo acristalado, casi podemos sentir con nuestro tacto las texturas de madera y cuero que revisten su interior.

Casi.

Hasta el tablero de instrumentos nos hace sentir un capitán de los siete mares, simulando de manera asombrosa y simple el puente de mando de una embarcación.

Para cerrar, el Rolls-Royce Sweptail también cuenta con una serie de toques que caracterizan el lujo de la marca. Entre esos elementos destacan:

  • Consola refrigerada para la champaña y dos copas de cristal.
  • Espacio secreto en puertas para guardar el maletín y el paraguas.
  • Reloj análogo con manecillas de titanio.
  • Iluminación LED incidental de cabina, en este modelo con un verde agua.

Realmente sorprendente y una muestra más de cómo Rolls-Royce puede satisfacer a sus conspicuos clientes.

Ustedes también pueden navegar en el Rolls-Royce Sweptail, gracias a este video. Disfruten.