No iremos con cuentos, los sedanes no son los coches con los que todo mortal sueña. Sin embargo, son incondicionales, fieles, prácticos y funcionales al momento de tener que elegir un auto.

Un buen retrato de esto es la nueva generación del Citroën C-Elysee que acaba de llegar a Chile. No es un Lambo o un Ferrari, pero los diseñadores de la marca francesa entregaron una silueta mucho más moderna de lo que se acostumbra en el nicho. Su frontal es voluminoso e imponente, mientras que su juego de focos LED y 3D le dan un sello de distinción sobre el promedio. Incluso, vanguardista.

En su interior también hay elementos que te harán mirarlo con buenos ojos. Con un revestimiento denominado Sunsilver, que es un polímero liso y brillante, el C-Elysse gana una atmósfera moderna y acogedora. Esta, además, se funde de manera perfecta con la tecnología presente, la cual incluye un panel de instrumentos con display digital y una pantalla táctil de 7 pulgadas con el sistema multimedia Citroën Connect que cuenta con una interfaz para utilizar y controlar las funciones del teléfono, el sistema de audio que se puede comandar por voz y es compatible con Apple CarPlay, Android Auto.

Por si fuera poco, la marca eligió a este modelo para estrenar asientos delanteros bajo el concepto Advanced Comfort, que los transforma en butacas cómodas y envolventes, reduciendo la fatiga en viajes largos.

Finalmente, el Citroën C-Elysee innova con un motor Pure Tech 82. Este es un propulsor de 1.2L y tres cilindros que desarrolla 82hp y 117 Nm de par. Posee una transmisión mecánica de cinco velocidades y con un rendimiento de combustible más que interesante: 17,2 km/lt en ciudad, 20,8 km/lt en ciclo mixto y 24,4 km/lt en carretera.

Sencillo, pero cumplidor.

Las versiones de este modelo fluctúan entre los CL$ 8.790.000 y los CL$ 11.390.000 y todas cuentan con un equipamiento de serie muy similar,  la diferencia pasa más por los motores y tipo de transmisión.

Para el final el video oficial del renovado Citroën C-Elysee: