¿Eres un fan del Skoda Yeti? Bueno, es hora de ir sacando los pañuelos y preparar un par de lágrimas para decirle adiós. A partir de 2018, el modelo de culto será enviado a la cámara de hibernación para dar paso a un nuevo SUV. Con ustedes, el Skoda Karoq.

La sustitución responde al nuevo lenguaje de diseño desarrollado por la compañía checa, el cual entrega una apariencia más curvilínea y menos cuadrada.

Es más, el nuevo Karoq puede ser directamente emparentado con el Skoda Kodiaq. A tal punto que podríamos decir que el Karoq es el hermano pequeño, con sutiles diferencias en detalles exteriores e interiores.

Con respecto a su equipamiento, el Skoda Karoq intenta entregar la mayor comodidad y seguridad posible.

Para moverse, el SUV ofrecerá cinco motores entre diesel y gasolina, con configuraciones de 1.0L, 1.5L, 1.6L y un 2.0L., con un rango de potencia entre los 115 y 190 Cv. La combinación será con transmisiones manuales de seis cambios o una automática DSG de siete velocidades. También existirán versiones con doble tracción.

El manejo, además, será configurable mediante cinco modos de conducción: Normal, Sport, Eco, Individual y Snow.

En el ámbito de la seguridad, el coche contará con una serie de asistencias a la conducción, tanto para maniobras de estacionamiento como alertas destinadas a evitar accidentes. A ellas también se suma un sistema predictivo de tráfico.

Una novedad importante es que el Karoq será el primer modelo de la marca en incorporar un panel de instrumentos totalmente digital y programable. Lo mismo ocurre con la iluminación LED de la cabina, la cual tendrá 10 opciones de colores para crear una ambiente a gusto de los pasajeros.

La conectividad pasa por su sistema multimedia Skoda Connect, una red WiFi LTE (que permite usar los sistemas de navegación Columbus y Amudsen), y compatibilidad con Apple CarPlay, Android Auto y MirrorLink para dispositivos móviles.

Como conclusión podríamos decir que el Karoq es una muestra más de que la ingeniería que Skoda viene aplicando a sus modelos, de forma acelerada y contundente, es otro sólido paso en su apuesta por convertirse en protagonista del sobrepoblado mundo SUV.

Para el final un video del nuevo Skoda Karoq: