Se aproxima el Salón del Automóvil de Ginebra (Marzo 8-18) y los fabricantes comienzan a mostrar sus cartas para este evento y uno muy especial es el Skoda Vision X, primer crossover urbano híbrido de la marca checa que utiliza gasolina, electricidad y gas natural (GNC) para moverse.

El motor de combustión es un 1.5L TSI G-TEC turbocargado de cuatro cilindros, se mueve con gas natural y, en caso de que las reservas de GNC contenidas en dos estanques se acabe, utiliza el petróleo.

Respecto de los motores eléctricos, estos intervienen según las necesidades y demandas en la conducción. Se activan en el momento del arranque para proveer mayor potencia o bien para optimizar el rendimiento cuando el Vision X utiliza la tracción integral a las cuatro ruedas. Justamente uno de estos motores se ubica y actúa sobre el eje trasero del crossover.

Otra particularidad del Vision X es su capacidad de contar con tres modos de tracción, es decir, en el eje delantero o en el trasero, funcionando de manera independiente uno del otro, además de integral a las cuatro ruedas, sin necesidad de usar transmisión por cardán.

En cuanto a las prestaciones, el Vision X es capaz de desarrollar una potencia máxima de 130 hp y un torque de 250 Nm y acelerar de 0 a 100 Km/h en 9,3 segundos hasta alcanzar una velocidad máxima de 200 Km/h.

Para hacer más eficiente al Vision X, se incorporó un sistema de recuperación que permite almacenar la energía cinética y convertirla en eléctrica de tal modo de cargar las baterías de ion-litio mientras el crossover está en movimiento. Con todo el conjunto motriz se logra una autonomía de recorrido de 650 kilómetros.

En cuanto al diseño y tecnología que exhibe el crossover de Skoda, adelanta la visión de los autos que la marca checa proyecta a futuro.

Video oficial del Skoda Vision X: