El SEMA Show es un festival de autos, no abierto al público, donde las marcas muestran varios chiches, muchos de los cuales nunca verán la luz del día. De alguna forma, es un momento para ufanarse y decirle al mundo, “hey, miren de lo que somos capaces”.

Este año hubo varios juguetitos interesantes como el Ford Mustang King Cobra o el súper tuneado La Mona Lisa, en el que la clásica pintura de Leo da Vinci recibe un tratamiento Megan Fox. Sin embargo, a la hora de destacar un vehículo nos estacionamos para hablar del Toyota Sleeper Camry.

Toyota Sleeper Camry 01

¿Qué es un sleeper? Básicamente un auto que luce como un lindo y tierno gatito, pero que bajo la piel esconde un feroz monstruo. En el caso de este Toyota Camry, una bestia de 850 caballos de fuerza.

“Es lo más extremo que hemos construido para SEMA. La transformación de un simple Camry a un completo auto de carrera remece los sentidos”, afirmó Steve Appelbaum, manager de márketing de Toyota en EE.UU.

La fuerza bruta del Sleeper Camry vive en un motor V8 de 5,7 litros, el cual posee un supercargador, un sistema de nitrógeno líquido y llantas de auto de carrera que le permiten recorrer un cuarto de milla en apenas 9,8 segundos

Toyot Sleeper

Y tan inocente que se ve.

Sobre El Autor

Volante de contención retirado. De los siete pulmones que tenía, le quedan 1 3/4. No siempre está de acuerdo con lo que dice.