En enero pasado, el panorama automotriz de Gran Bretaña recibió a un nuevo miembro: David Brown Automotive. Tres meses después, la compañía presenta al mundo su primera creación: el Speedback GT, un automóvil que reúne lo  mejor de dos mundos o, mejor dicho, de dos épocas: tecnología del siglo XXI con la inspiración de un clásico de la isla, el Aston Martin DB5, vehículo ícono de los 60, gracias a un ilustre conductor. Fue el auto de Sean Connery en su rol de James Bond (vean aquí).

Speedback GT1Aquí vale un punto de aclaración. El David Brown del Speedback GT no tiene nada que ver con Sir David Brown, el hombre que tras la Segunda Guerra Mundial salvó a Aston Martin, marca cuyos modelos llevan sus iniciales -DB- en su honor.

Speedback GT2Aclarado esto, el  Speedback GT parece ser una muy buena reinterpretación del clásico DB5 -prácticamente a imagen y semejanza-, pero ejecutada con la última  tecnología disponible, gracias a la moderna plataforma usada para su construcción: la del Jaguar XKR. (Irónicamente, mientras Sir David Brown estaba a la cabeza de Aston Martin, uno de sus autos personales fue un Jaguar XJ Serie I)

Speedback GT3Para diseñar el exterior de un auto como el Speedback GT se requería las manos de un artista. Por lo mismo, el diseño es obra de Alan Mobberley, quien es autor de 3 generaciones del Land Rover Discoveryentre otros vehículos. Es el quien señala que tras arduos 18 meses de trabajo, en su diseño, además, hay ciertos guiños a modelos como el Ferrari GT 250 Berlinetta Lusso y el Maserati MFF 947, contemporáneos al Aston Martin DB5. Definitivamente, un hombre de muy buen ojo y gusto.Speedback GT_a¿Cuáles serán los detalles técnicos de Speedback GT? Les contamos lo poco que se sabe del auto en cuanto a su atributos mecánicos. Al utilizar la plataforma XK de Jaguar, gozará de las mismas características en torno a performance: Motor V8 de 5,0 litros y que eroga una potencia de 510 hp. Su valor se estima en 400 mil dólares.

Vean este modelo que revive un clásico :

Otro ejercicio de diseño e ingeniería que combina de manera superlativa el pasado y el presente es el Equus Bass 770, que revive un clásico norteamericano como es el Mustang GT 390 Fastback del ’68. Les sugerimos revisar la nota sobre este modelo publicada en XY aquí.