Jaguar acaba de introducirse a las aguas de los crossovers o SUVs con el lanzamiento del Jaguar F-Pace. El vehículo, no está demás decirlo, responde a los estándares de calidad de la marca con cuarteles en Coventry, Inglaterra.

Hecho principalmente sobre la base de un monocasco de aluminio, el F-Pace transmite deportividad y agilidad en su marcha. El modelo más potente de los seis disponibles en la línea (F-PACE Pure, F-PACE Prestige, F-PACE Portfolio,
F-PACE R-Sport, F-PACE S y el edición limitada F-PACE First Edition) cuenta con un motor V6 supercargado de 380 hp, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h. en apenas 5,1 segundos, que añade adrenalina a un tipo de auto que es generalmente asociado al uso familiar.

En palabras simples, es un SUV que se vende solo.

Sin embargo, a la hora de promocionarlo en Jaguar decidieron buscar una ayuda extra y para ello reclutaron al insuperable Stephen Hawking, un hombre que resume el concepto de inteligencia británica. El físico es el rostro oficial del spot que entrega las características del F-Pace, y lo hace encarnando el papel de un villano con el cual es imposible no empatizar.

Ja, ja, já…