Elon Musk sabe crear expectativas y también sabe cómo cumplirlas. El empresario acaba de anunciar el nuevo miembro de Tesla Motors, el Model 3, un auto que cómo anunciaban los rumores llegará al mercado ofreciendo tecnología y comodidades a un precio competitivo y para las masas: 35 mil dólares.

OK, aún es mucho dinero, pero el precio es la mitad de lo que cuesta el Model S y parece un regalo comparado con el Model X, cuyo valor es de 120 mil dólares.

Sí, los autos de Tesla no son baratos. Pero pese al alto precio de sus vehículos, el entusiasmo del público por estos coches es comparable con la demanda generada por los anuncios de Apple en los tiempos de Steve Jobs. Musk tiene similitudes con el fallecido CEO de la compañía de Cupertino, y los clientes ya hacen filas virtuales para conseguir el Tesla 3, tal como si fuera el último iPhone.

Tesla 3_ 01

Si bien el Tesla 3 comenzará a fabricarse en 2017, ya hay más de cien mil reservas. ¿Qué es lo que los convence? En la presentación del coche hubo detalles, pero no muy específicos. A saber: tendrá techo panorámico, será un 25 por ciento más pequeño que el Model S y tendrá espacio para cinco pasajeros adultos.

Sobre su motor hay menos. Que acelerará de 0 a 100 km/h en menos de seis segundos y que tendrá una autonomía de 350 km con una carga completa. Esto no es despreciable. Como ejemplo, el modelo i3 de BMW recorre unos 150 km con una carga.

El Model 3, además, incorporará como equipamiento de serie el sistema de conducción automática, tendrá dos maleteros, uno frontal y otro trasero, y su sistema de carga será compatible con la Supercharging network, red de estaciones de recarga que Tesla tiene dispuestos en puntos estratégicos de Estados Unidos.

Para el final un video de degustación del Model 3