Elon Musk acaba de presentar su nueva creación: el Tesla Model X. Como era de esperar, el vehículo dejó babeando a medio mundo.

Model X es el primer SUV de Tesla y causa impacto de solo mirarlo. Sus líneas aerodinámicas además de darle elegancia también le entregan eficiencia a su motor eléctrico: es un vehículo all-wheel drive con una batería de 90 kWh, capaz de ofrecer un rango de circulación de 400 kilómetros. El motor también tiene piernas suficientes para moverse rápido. Su aceleración de 0 a 100 km/h toma 3,2 segundos, mientras que su velocidad máxima puede alcanzar los 250 km/h.

Otro ¡guau! para la galería es gracias a su sistema de puertas. Las del piloto y copiloto son normales, pero las traseras se abren como las alas de un halcón. Según Musk esto permite mejor acceso a las corridas de asientos que el ofrecido por una van con puertas correderas.

Hablando de asientos, el Model X posee dos configuraciones: una para seis y otra para siete personas. Los asientos pueden ser blancos, negros o bronceados. También posee una pantalla de 17 pulgadas para controlar sus configuraciones y un parabrisas amplio que permite disfrutar la vista.

Finalmente, Musk asegura que su Tesla Model X es el SUV más seguro del mundo. Además de tener compartimentos que ayudan a absorber impactos y sensores para frenajes de emergencia, el vehículo cuenta con tecnología HEPA (High-efficiency particulate arrestance), el cual evita la entrada al vehículo de bacterias, smog y viruses. Incluso vende la idea de un botón de pánico que se activa ante un posible -y paranoico- ataque biológico.

Por ahora, los vehículos Tesla solo se comercializan en Estados Unidos y el precio del Model X es de 132.000 dólares.