Luego de probar el Kia Cadenza refuerzo una idea que me da vueltas hace un tiempo: ya es hora que Kia posea su propia marca de lujo. Sí, tal como Toyota tiene a Lexus y Nissan a Infiniti.

Quizás podría llamarse División K y el Cadenza sería uno de sus genuinos representantes.

Kia Cadenza_35

Parte de la idea descansa en su distinguida apariencia. No hay algo específico, sino que más bien es el equilibrio de sus formas; actuales, afiladas, pero sin exagerar. En particular, me encanta la combinación que se da entre llantas, ópticos led y su parrilla. El Cadenza se ve tanto o más sobrio  que un sedán sueco o alemán.

Kia Cadenza_41

Aunque claro, hay algunos elementos que todavía requieren atención. Un ejemplo es el panel de su pantalla central, el cual no es táctil o touch. Fue un poco decepcionante notarlo al tratar de conectar el teléfono. Y si bien no es la gran cosa, es un detalle relevante en un sedán que aspira al lujo.

INTERIOR

El auto se siente grande, espacioso. Transmite comodidad en todos los ámbitos. Estéticamente es grato el acabado de cuero en los asientos y en la consola, que entrega suavidad y elegancia. Pese a estar de moda, se usa el color negro piano con discreción, solo en algunos detalles.Kia Cadenza_21

Su volante de tres radios concentra los comandos para la velocidad crucero y los pulsadores para seleccionar los menús de la pantalla central, del head up display y, además, de una pantalla LCD situada entre los dos marcadores convencionales para aportar gran cantidad de información y configuraciones del auto.

New Kia CadenzaEn la consola central se ubican la palanca de cambios automática, el botón para el freno de mano, los pulsadores para la calefacción y la ventilación de los asientos delanteros, además del botón de la asistencia de partida en pendiente. Por su parte, el apoyabrazos del conductor tiene los comandos para ajustar la apertura/cierre de todos los vidrios, regular los espejos retrovisores y manipular las dos memorias que hay para el asiento del conductor, que se regula en altura y profundidad además de la zona lumbar, desde la misma butaca.

Kia Cadenza_39El sunroof panorámico tiene una cortina aterciopelada que filtra muy bien la luz, generando un espacio de luminosidad atenuada cuando está cerrada y, con total privacidad, si también están arriba las que hay para las ventanas laterales y la luneta trasera (eléctrica). El efecto contrario, al replegarlas, hace que el habitáculo se inunde de luz. Con estos accesorios se logra conformar distintos ambientes dentro del auto, según nuestras ganas y estado de ánimo.

Kia Cadenza_1¿Audio? El equipo de sonido suena muy bien. Está repleto de bajos y twitters que están por todas partes. Eso sí, ubicados muy discretamente, sin perjudicar la sobriedad del espacio interior. El sonido de alta fidelidad en sincronía con la insonorización de la cabina hacen que la música se escuche como si tuvieras puestos unos audífonos de gran calidad, todo esto es gracias a Harman Kardon.

CONDUCCIÓN

El Kia Cadenza tiene cuatro modos de manejo: eco, sport, confort y smart. Motivado por la curiosidad de sentir las sensaciones deportivas de un sedán grande, partí por el modo sport, sin embargo descubrí que el modo inteligente hace el trabajo por uno escogiendo el modo adecuado a la forma en que se está conduciendo.

Kia Cadenza_2Ahí el auto se siente liviano, ágil. Es real que pasa de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos. Sus cinco metros de envergadura y casi dos metros de ancho se sienten cómodos. La caja automática de 8 velocidades trabaja en forma eficiente y efectiva, entregando suavidad al andar. Si quieres hundir el pedal, no hay problema, el auto reacciona rápido y deja sentir sus 280 hp albergados en su motor V6 de 3.3L.Kia Cadenza_31

La dirección es deliciosamente suave, sus suspensiones trabajan en perfecta armonía y el control de tracción es eficiente, actuando de modo discreto. De hecho, no sentí la necesidad de ocupar las paletas detrás del volante para subir marchas. Sí las accioné para rebajar marchas y palpar la retención del motor, ejercicio innecesario en realidad, debido al impecable sistema de frenos que tiene.

New Kia CadenzaA nivel de conducción tiene respuestas rápidas y eficientes, un equipamiento de alto nivel (salvo el detalle de la pantalla que no es táctil), y por si fuera poco, su maletero es a la antigua, grande de verdad: tiene 515 litros de capacidad. Buen trabajo de optimización del espacio, porque alberga la rueda de repuesto de tamaño normal. Además, tiene apertura eléctrica y por aproximación mediante sensores. Basta con estar 3 segundos junto al auto y esta se abre.

¿La seguridad? No ofrece dudas. Tiene todo lo necesario y más como nueve airbags de todo tipo, de rodilla para el conductor y laterales en las plazas traseras por mencionar algunos y, además, toda clase de sistemas de asistencia electrónica a la conducción.

New Kia Cadenza

Hasta la prueba de los niños fue superada. Tras la jornada de conducción recogí a mi hija después de clases. Estuvo encantada con el auto. Le pareció grande y lindo. Disfrutó mucho del viaje en los espaciosos y confortables asientos traseros, que por cierto poseen calefacción. Lo mismo dijeron algunos adultos, de considerable estatura, que no toparon sus cabezas en el techo, esto gracias a la forma específica con dos cavidades para que esto no ocurra.

El Kia Cadenza es un gran auto, que se mete entre los sedanes de lujo a competir en igualdad de condiciones.

Su precio de venta es de CLP $25.990.000. Y para profundizar respecto de todo lo que ofrece el Kia Cadenza vean la ficha técnica aquí.

Finalmente, un video con nuestra experiencia abordo del Kia Cadenza:

Galería de Fotos: