En un mundo saturado de SUVs es difícil encontrar uno que haga la diferencia.

Y es justamente ahí donde aparece el Toyota Land Speed Cruiser, presentado en el SEMA Show que se realiza en Las Vegas. Su diseño exterior no es nada del otro mundo, pero el infierno que esconde bajo su capó es para quedar con los sentidos pasmados.

Land Speed Cruiser

Su motor  V8 de 5,7 litros produce números que deja a varios superdeportivos en el planeta de lo ridículo. Basta mencionar que su velocidad máxima alcanza los 355 km/h y que tiene 2.000 hp (500 más que el Bugatti Chiron) para darse cuenta que el Toyota Land Speed Cruiser no viene a bufonear.

Toyota Land Speed Cruiser

Gran parte de su secreto se apoya en un turbocargador del tamaño de una pelota de vóleibol.

2016sema_land_speed_cruiser_12_ecf39c5a91a5dcf12cf0aa70a77c87bece1c988c

Lo único malo del Toyota Land Speed Cruiser es que los automóviles presentados en SEMA, generalmente, no llegan a las manos de los consumidores y quedan ahí, como un sueño más en medio de nuestras grises vidas.