Cuando pidas tu próximo Uber y veas que frente al volante no hay nadie, cálmate, todo está fríamente calculado. La compañía de transporte privado acaba de firmar un acuerdo de más de 300 millones de dólares con Volvo para depurar la tecnología de vehículos autónomos. Dicho de un modo más banal, de autos que se manejan solos.

Volvo Cars and Uber join forces to develop autonomous driving carsEl proyecto conjunto se hará sobre la base del Volvo XC90  y se utilizará la plataforma SPA (Scalable Product Architecture) del fabricante sueco, la cual busca ser perfeccionada durante la relación colaborativa entre ambas empresas.

Volvo Cars and Uber join forces to develop autonomous driving carsLa plataforma SPA es desarrollada por Volvo desde inicio de esta década y su fiabilidad llamó la atención de Uber, firma que además adquirió la Start-Up Otto, la cual se complementará con el sistema de Volvo.

IntelliSafe Auto Pilot interface

La prueba en terreno del sistema se llevará a cabo más pronto de lo que imaginas. En no más de cuatro meses, los primeros Volvo de Uber circularán por las calles de Pittsburgh, Estados Unidos, ofreciendo viajes gratuitos a quienes acepten ser conejillos de India.

Como es un sistema nuevo, y por razones de seguridad, habrá un humano en el puesto del copiloto en caso de emergencias.