Cuando uno mira el SkyRunner podría pensar que se está frente a un UTV cualquiera. Sin embargo, al recorrerlo más detalladamente uno se encuentra con una hélice adosada en su parte posterior y es ahí donde comienzan las interrogantes.

¿Una hélice? ¿Qué diablos?

La respuesta es simple, el SkyRunner es un UTV que además de moverse por tierra firme, puede volar.

Sí, tal como lo leíste

El milagro se logra con la mencionada hélice y un parapente, los cuales trabajan en conjunto para transformarlo en un objeto volador ultraliviano. Esto, por cierto, explica también la cantidad de marcadores y botones que hay en su tablero de instrumentos, así como el uso de fibra de carbono en parte de su carrocería/fuselaje.

En cuanto a sus capacidades, el SkyRunner registra una elevación máxima de 3.050 mts.( 10.000 ft.) y vuela a una velocidad crucero 65 km/h con una distancia límite de 222 kilómetros. En tierra, en tanto, puede llegar a 113 km/h con una autonomía de recorrido de 386 km.

Para obtener el comportamiento descrito se vale de un motor Rotax 914 UL de 115 hp, el cual es muy utilizado tanto en vehículos recreativos todoterreno como en aviones o helicópteros ultraligeros (ver nota).

El costo de un SkyRunner parte en USD 139.000, pero si quieres volar deberás incluir el kit de hélice y parapente que suman USD 6.500.

A continuación, vean al SkyRunner en acción: