Están de moda las ediciones limitadas de automóviles súper deportivos de lujo. Un ejemplo es Lotus, la marca británica que entra al ruedo de esta tendencia, presentando el 3 Eleven, una saeta pensada y construida para experimentar la velocidad a escalas superlativas.

El modelo destila exclusividad, por lo limitado de la producción y el alto precio de cada unidad: se fabricarán apenas 311 vehículos a un precio de venta de US$ 122 mil y US$ 145 mil, correspondientes a las versiones Road (calle) y Race (para circuitos), respectivamente.

01_lotus-3-eleven

Sus hitos, sin embargo, no se limitan solo a su alto precio y su producción acotada, sino que también es ni más ni menos que el auto de calle más rápido producido por Lotus. Tal cual.

Sus atributos motrices son de altísima gama. Posee un motor V6 de 3.5 litros con refrigeración líquida que entrega 410 HP en la versión urbana, y 50 HP más en la versión de carreras. ¿Torque? 410 Nm a las 3.000 rpm en la versión Road y unos impresionantes 525 Nm a 3.500 rpm en el modelo Race.

La capacidad de aceleración de ambas presentaciones del 3 Eleven es aplastante, pasa de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos en la versión urbana y en solo 3 segundos en la versión de carreras. En la velocidad máxima están muy parejos: 3 Eleven Road 280 km/h y 3 Eleven Race 290 km/h.

Las leves diferencias de performance se deben en gran medida a la diferencia de peso, 925 kilos para la versión citadina y solo 890 kilos para el modelo destinado a competir en carreras.

02_lotus-3-eleven

Todas estas abrumadoras cifras están albergadas en un diseño distinguido, que le da a este modelo una llamativa estampa, por la refinada sobriedad y limpieza de sus líneas. No es fácil esconder con clase un motor enorme.

Bien por Lotus: las generosas tomas de aire se integran de maravillas con unos ópticos sobresalientes, generando un frontal poderoso, pero de buen gusto. La elegancia se disipa un poco con la forma de la jaula del habitáculo, pero es por algo que vale la pena. Este soporte resulta indispensable por seguridad, más en un auto con capacidades tan deportivas.

La versión Road equipa una caja manual de seis velocidades y la Race una secuencial también de seis marchas, pero de tipo paddle shift. En ambos casos los indicadores se muestran en una pantalla TFT.

03_lotus-3-eleven

Como es costumbre, te dejamos un video para ver cómo se porta esta maravilla:

Sobre El Autor

Periodista de carrera irregular que por su falta de convicción en cuanto a su elección se transformó en un alma en pena que abandona y retoma, cada cierto tiempo, el ejercicio de su profesión. Al parecer algo de periodismo hay en su ADN puesto que aún sigue en esto.