A pesar de que el Salón del Automóvil de Tokio cerró hace unos días, continuamos dándole una mirada a lo exhibido en sus pabellones. Anteriormente, les hemos mostrado los planes de marcas como Daihatsu y Honda; hoy es el turno de Mazda con su Vision Coupe y el Kai Concept.

VISION COUPE

El Mazda Vision Coupe encarna la evolución del diseño Kodo, el código genético que da forma a los nuevos modelos de la marca o, en este caso, de sus prototipos.

En este caso particular estamos frente a un elegante y refinado coupé de cuatro puertas con clara vocación europea.

Sus expresivas formas exteriores muestran una silueta de gran envergadura, pero al mismo tiempo posee un diseño minimalista y sutil, tal como se ha visto en los rediseños del CX-9 y CX-5. Un ejemplo claro de esto son sus luces, las cuales se integran de manera más natural a la carrocería.

En su cabina, se replica la frugalidad gracias a una atmósfera refinada y con muy pocos elementos en sus paneles. Igual se transmite lujo con revestimentos en madera y tapicería de cuero.

Mecánica, equipamiento y tecnología son cuestiones aún no reveladas en extenso. Pero algunas pistas son su motor de gasolina Skyactiv-X y su plataforma de última generación Skyactiv-Vehicle Architecture.

KAI CONCEPT

Finalmente tenemos el Mazda KAI Concept es la futura apuesta del fabricante nipón de un modelo hatchback como es el Mazda 3.

Su apariencia, bajo el ADN KODO en una constante evolución, queda en evidencia en la forma que adquiere su portalón trasero, un guiño elocuente a modelos emblemáticos de marcas italianas. A mí, por ejemplo, me recuerda al Alfa Romeo Brera.

Entre sus atributos se cuenta una cabina modelada bajo el concepto Jinba-ittai, el cual busca una total conexión entre hombre y máquina. En el KAI este ejercicio se ve reflejado en un diseño minimalista y que tiene el puesto de conducción como espacio principal. De hecho, el conductor queda sentado como si estuviera en un monoplaza, debido al túnel central que lo aísla del copiloto.

La mayoría de la instrumentación está frente al conductor, pero también hay una gran pantalla en el panel central. Esto pareciera un exceso, pero su diseño se funde en el minimalismo que gobierna su interior.

Al igual que el Vision Coupe, el Mazda KAI Concept fue desarrollado sobre la Skyactiv-Vehicle Architecture. Esta entrega comodidad y disminuye la fatiga del conductor, mientras que da herramientas al coche para responder a cambios climáticos o las condiciones en el camino.

Todo en armonía.

En post del objetivo, las innovaciones resultantes incluyen asientos rediseñados que mantienen la pelvis en posición vertical y la “S” natural de la columna vertebral, un cuerpo con estructuras de anillo multidireccionales para facilitar las entradas al coche sin demora, una estructura de chasis con cada parte interactuando para controlar suavemente la transferencia de energía y vibraciones, así como la insonorización del habitáculo.

El innovador motor de gasolina Skyactiv-X de última generación, al mismo tiempo, ofrece un refinamiento sin precedentes en el rendimiento de manejo, sin necesidad de recurrir a motorizaciones híbridas.