La vieja Combi (o Kombi) no necesita de presentaciones. Símbolo de la generación hippie, se convirtió en uno de los automóviles más emblemáticos del siglo XX.

El paso del tiempo la fue dejando en la berma, sin embargo, Volkswagen acaba de introducir en el Salón de Detroit (NAIAS 2017), la I.D. Buzz, un vehículo conceptual que busca rescatar el espíritu de la Combi y catapultarlo a la era de la conducción eléctrica y autónoma. Dicho de otro modo, una combi neohippie.

id-buzz-concept-01

Volkswagen está en plena ofensiva medioambiental. Su idea es tener una flota completa de vehículos eléctricos de aquí a 2020 bajo cuatro conceptos clave: sustentabilidad inteligente, conducción autónoma, uso intuitivo y comunidad conectada.

Bajo ese manto, la I.D. Buzz está dotada de diversos elementos que apuntan al objetivo.

Por ejemplo, en el ítem de la sustentabilidad destaca su motor eléctrico con un rango de 600 km. y prestaciones nada despreciables: va de 0 a 100 km/h en 5 segundos, tiene una velocidad máxima de 160 km/h, una potencia de 369 hp y cuenta con tracción 4WD (todoterreno). No es gratuito mencionar que es cero emisiones y que una carga de 30 minutos logra reabastecerlo hasta en un 80 por ciento.

 

id-buzz-concept-02

La autonomía completa que promete -posiblemente en 2025- está basada en un sistema denominado I.D. Pilot, el cual cuenta con una serie de sensores lásers, sensores ultrasónicos, radares y cámaras que, básicamente, irán leyendo el camino. Es tan avanzado que el asiento del piloto puede ser girado en 180º, con confianza, permitiéndole compartir con el resto de los ocupantes.

Para desactivar el I.D. Pilot basta tocar el volante o presionar los pedales de freno o acelerador.

 

id-buzz-concept-03

El interior del Volkswagen I.D. Buzz también está lleno de sorpresas. Desde los materiales usados en su fabricación, los que incluyen madera en el piso, hasta la larga lista de amenidades.

Su capacidad es para ocho personas, pero sus asientos son ajustables y plegables, lo que permite transformar su cabina en un living room, un área lounge o incluso un dormitorio, con cama incluida. La sensación de amplitud aumenta gracias a sus ventanas grandes y a su techo panorámico.

Si te preocupa el equipaje, la I.D. Buzz viene con dos amplios compartimentos para dicho objetivo.

 

id-buzz-concept-04

Finalmente, la I.D. Buzz también cuenta con una serie de artefactos tecnológicos que la convierten en un verdadero objeto de deseo.

Para comenzar, el vehículo puede reconocer quién está al volante y configurar la experiencia de manejo de acuerdo a las preferencias de esa persona. También posee una consola que opera a través de realidad aumentada, lo cual entrega mayor precisión e información de la ruta en que se circula.

Otras gracias en este departamento son su conexión Bluetooh y sus parlantes Beats, que incluso pueden ser usados en el exterior del vehículo.

Hablando del exterior, cerramos con su sistema de luces LED que actúa de manera similar al ojo humano. Por ejemplo, si el I.D. Buzz está estacionado, los focos se cierran como si estuviera durmiendo. Al escenderse, los faros despiertan y se adaptan al modo de conducción, ya sea manual o autónomo.

id-buzz-concept-05

Volkswagen no informó si alguna vez este concepto se transformará en una realidad. Pero desde ya creemos que sería un error no hacerlo.