Toda una experiencia de refinamiento y disfrute para los sentidos es el concepto de diseño interior que Volvo acaba de presentar para su S90 en el Salón de Pekín (Beijing). La idea es una versión Lounge Console para el habitáculo de este modelo, en donde queda claro que lo más importante no es el conductor, sino que el pasajero que va en los asientos traseros.

En términos simples, la propuesta del fabricante sueco es una oda al hedonismo, donde cada detalle está concebido para agasajar intensamente a los ocupantes. Cada línea, forma y estructura tiene como norte elevar el confort del viaje a niveles superlativos.

OK, también tiene su lado funcional, pues el completo equipamiento que equipa el Volvo S90 Excellence Interior Concept -y que se puede considerar una cabina de primera clase- permite rentabilizar el tiempo del pasajero, ofreciendo todo lo necesario para transformarlo en una estación de trabajo. Una a todo lujo.

Para obtener el efecto deseado, este diseño de Volvo S90 elimina el asiento delantero del acompañante, para dar más espacio al ocupante trasero. Esa área extra es utilizada para acomodar la mentada estación de trabajo (exquisitamente disimulada), un posavasos y un gabinete para guardar zapatos y descansar los pies.

Como cierre un video-evidencia que hace palidecer nuestras palabras.