Tiempo atrás les contamos que Mercedes-Benz estaba planificando entrar al mundo de las camionetas. Les mostramos, incluso, el boceto en que aparentemente ponían sus esfuerzos. Pero hasta entonces no había ninguna información oficial.

Sin embargo, eso acaba de cambiar. La marca alemana acaba de presentar su Clase X (X-Class), dos prototipos de camioneta que pondrá en su línea de producción a finales de 2017. Las versiones son:

I. X-Class Stylish Explorer

La primera es la Mercedes-Benz X-Class Stylish Explorer, una camioneta pintada en blanco metálico y cuya apuesta es seducir a quienes se mueven en ambientes más urbanos. Basta mirar su silueta para darse cuenta de cómo sus curvas se inspiran en las de un SUV. Todo acentuado en su máscara y sus luces LED.

En su interior, la idea es transmitir una sensación premium. Destacan sus asientos de cuero marrón, sus detalles en cuero blanco y el contraste de su tablero con toques de roble. Por supuesto, la conectividad es compatible con la última tecnología del mercado.

II. X-Class Powerful Adventurer

Mercedes-Benz Concept X-CLASS powerful adventurer – Exterieur, Lemonaxmetallic ; Mercedes-Benz Concept X-CLASS powerful adventurer – Exterior, Lemonax metallic;Pintada con un color Lemonax metálico, la apuesta de este modelo es redefinir lo que es robusto, entregar mayor fortaleza y dominar la categoría off-road, con una excelente capacidad de carga. Es alta, con ruedas de 35×11.50 y con un generoso levantamiento con respecto al suelo.

Mercedes-Benz Concept X-CLASS – Erster Ausblick auf den neuen Pickup mit Stern

En su interior, la idea es similar a la de su hermana. Entregar comodidad, pero con un efecto visual más agresivo, y en donde se prolonga la presencia del color Lemonax metálico.

Mercedes-Benz Concept X-CLASS – Erster Ausblick auf den neuen Pickup mit Stern

***

El tope de la línea de ambos modelos será operado por un motor diesel V6 con tracción all-wheel drive. Su carga máxima será de 1,1 toneladas, mientras que podrá arrastrar hasta 3,5 toneladas, gracias a su potente torque (el número específico no ha sido revelado).

Mercedes-Benz pretende comenzar la producción para Europa, Australia y Sudáfrica a partir de fines de 2017 en la planta Nissan de Barcelona, mientras que la versión para Latinoamérica será ensamblada en la planta de Renault, ubicada en Córdoba, Argentina, a partir de los primeros meses de 2018.