Ir en bicicleta a la playa es una gran aventura para el verano, pero hacerlo en una bici eléctrica que tenga un sidecar es un panorama inolvidable y la innovadora propuesta de la marca italiana Bad Bike.

La Bad Bike Beach es una fatbike (ver nota) fuera de lo tradicional, su sidecar permite llevar un pasajero, mientras que su motor eléctrico de 250 o 500 watts minimiza el esfuerzo, gracias a su asistencia de pedaleo. Ideal para no quedar con la lengua afuera.BadBikeSidecar-2

La batería de esta bicicleta brinda una autonomía entre 30 y 50 kms., dependiendo del uso y la ruta por la cual se pedalea. La carga toma de 3 a 4 horas, y cuenta con un display digital para indicar el estatus de ésta.

La bicicleta puede soportar hasta 115 kg., mientras que el sidecar solo puede aguantar 35 kg. Por lo mismo se sugiere que el pasajero sea un niño o una mascota… Tú eliges.

Importante mencionar que el peso total de la Bad Bike Beach (bicicleta, batería y sidecar) es de 33 kg.BadBikeSidecar

Para alivianar más el esfuerzo que significa mover la bicicleta en su conjunto, gran parte de su estructura está fabricada con aluminio (40 mm.) y dispone de un sistema de cambios Shimano de 7 velocidades.

Al momento de frenar la Bad Bike Beach lo hará con seguridad y eficacia gracias al sistema de frenos con discos lobulados marca Tektro.BadBikeSidecar-1

Como es una bicicleta eléctrica, se aprovecha este atributo para dotarla de luces LED que son de bajo consumo energético y gran luminosidad.

Quienes ya se ven disfrutando de sus vacaciones de verano en una bicicleta que se erige como la primera en su tipo, sabrán que la exclusividad tiene su precio. Pues bien, la Bad Bike Beach parte en los € 3.198.BadBikeSidecar-4