Pedalear es un ejercicio sano y entretenido, pero en distancias largas o cuando necesitas llegar más “presentable” a una reunión, cualquiera agradecería una ayuda. Y para obtenerla, no es necesario que abandones tu querida bici por una eléctrica. La solución está en las ruedas, en particular en una desarrollada por el MIT SENSEable City: la Copenhagen Wheel, que ya está en etapa de pre-venta bajo la marca Superpedestrian.

Se trata de una rueda trasera que se puede colocar en una bicicleta convencional y que transforma el vehículo en un híbrido con tracción humana o eléctrica. La rueda integra un motor de 250 o 350 W que funciona a través de una batería recargable con autonomía para alrededor de 50 kilómetros y con una velocidad máxima de 25 km/h. Pero no se trata de un motor cualquiera: además de que puede ser activado manualmente por el ciclista, también puede encenderse solo cuando detecta el tipo de esfuerzo que el conductor está haciendo.

La Copenhagen Wheel puede cargarse en 4 horas conectada a una red eléctrica, pero además es capaz de utilizar  el movimiento para recuperar su carga mientras vas pedaleando, cuando vas en bajada o cuando frenas. La energía que se genera en estas instancias queda guardada en la batería de litio que viene integrada.

El dispositivo además se puede conectar con una aplicación para iOS o Android a través de Bluetooth. Con la APP podrás bloquear y desbloquear la rueda, elegir un tipo de viaje determinado y, por supuesto, generar y visualizar estadísticas que incluyen tiempo, distancia, elevación y cantidad de calorías consumidas.

La rueda de Copenhagen recibió este nombre debido al apoyo que esta ciudad europea hizo al proyecto de MIT SENSEable City. Si te interesó lo suficiente como para considerarla tu próxima compra, ya puedes pre-ordenarla por US$ 699 en su versión limitada. Si eres desarrollador de aplicaciones y te interesa generar algunas para la rueda inteligente, reserva US$ 799. Y si no te termina de convencer, quizás este video te ayude a tener más antecedentes.