“Una rara bicicleta armada por ti” (A weird bike assembled by you) es la frase con que se presenta a esta extrañísima bicicleta propuesta por Bellcycle, un proyecto DIY que hace añicos la idea que siempre has tenido sobre como debe ser esta clase de vehículos.

La Bellcycle no solo es tan pequeña como las bicicletas que solemos ver en los circos, sino que además tiene tracción delantera y el manillar ¡bajo el asiento! Sí, el mundo está cada vez más raro y seguro que conducirla debe ser todo un reto.

Según Alex Bell, ingeniero eléctrico neoyorquino tras el aparato, la presentación de este modelo experimental busca estimular la creatividad de las personas al desarrollar sus propios conceptos de bicicleta, con el objetivo de generar soluciones de movilidad personalizadas, simples y baratas.

De hecho, los interesados en la esta propuesta pueden inscribirse en Bellcycles, y solicitar que les envíen una unidad de prueba (en Estados Unidos, solamente).

Por cierto, lo de simple podría discutirse. El armado corre por cuenta del interesado, quien recibe un empaque con las partes y herramientas necesarias para la tarea. Y la tarea es titánica: los entusiastas que acepten el reto tendrán que lidiar con nada más y nada menos que 146 pernos.

Al menos es liviana. Después de ser armada no supera los nueve kilos. 

En términos técnicos, el diseño considera dos ejes de rotación para la dirección, evitando los efectos de desestabilización generados por el pedaleo.

Bell espera estar comercializando su modelo a partir de fines de año. Por ahora su precio está fijado en USD 149, lo que nos parece para nada una locura.  

Todo muy bonito y prometedor, pero no me veo capaz de pedalear en esta bicicleta sin caerme cada dos metros.