Una forma diferente de moverse por la ciudad sin gastar un sólo peso en combustible, sin contaminar, ejercitándose a cada momento sin importar las condiciones climáticas. Eso es pedalear en un velomóvil. Y en este ocasión les presentamos el último modelo desarrollado por la marca holandesa FlevoBike: El velomóvil Orca.

Este singular vehículo es una bicicleta recumbent, en buen chileno una cleta reclinada en la vas pedaleando como si estuvieras recostado en un silla de playa. En el caso del velomóvil, la bici está integrada a un chasis y carrocería que, en el modelo Orca, está hecho con un material que combina termoplástico y fibra de vidrio llamado Twintex.

Velomóvil Orca_3

FlevoBike Orca cuenta con una suspensión que atenúa mucho las vibraciones del camino al chasis.

El habitáculo está diseñado para acoger a personas de entre 1,65 y 2 metros de estatura que pueden acceder fácilmente gracias a una amplia puerta. Debido a que el techo se abre por completo, es aún más cómodo subirse.

Como medio de tracción, Flevobike Orca incorpora el sistema Rohloff que es una caja de cambios de alta tecnología, ligera, y que prácticamente no requiere mantención. Cuenta con 14 velocidades, pero su avanzado mecanismo provee un rango de relación de marchas que equivale a 27 cambios. Es prácticamente como si fuese una transmisión de automóvil. Para entender en detalle como funciona, véanlo aquí.

Velomóvil Orca_4

La apertura del techo facilita mucho el acceso al velomóvil. Se alcanza a ver los puños y frenos.

La ficha técnica del FlevoBike entrega más antecedentes:

  • Sistema de marchas Rohloff de 14 velocidades
  • Dos espejos retrovisores (ajustables desde el interior)
  • Dos focos delanteros y uno trasero
  • Señalizadores delanteros y traseros
  • Bocina
  • Freno en la rueda trasera
  • Ruedas de composite
  • Peso de 40 kg
  • Distancia entre ejes: 125 cms
  • Diámetro de giro: 6 metros
  • Altura del asiento a 20 cms

Si bien no es un auto, cuenta con varios beneficios y comodidades de sus parientes motorizados. Por ejemplo, se pueden accionar las luces, los señalizadores y la bocina desde el manillar. Claro que, a diferencia de una bicicleta, el manubrio es en realidad un par de palancas dispuestas una a cada lado del asiento, igual como las palancas de los aviones.

Velomóvil Orca

Por el techo de lona se podría decir que es un velomóvil cabriolet, descapotable. Las ruedas son ruteras.

El FlevoBike Orca podría ser una excelente alternativa de medio de transporte urbano en ciudades como la nuestra, Santiago, donde el combustible sube como la espuma y la contaminación se cierne sobre nuestras espaldas. Entonces, para los que tienen conciencia ecológica, en vez de comprar un citycar, pueden usar el mismo dinero para comprar este velomóvil que tiene un precio de € 7.850 equivalente a CL$ 5.862.448.  

A continuación un vídeo para ver el FlevoBike Orca en acción y otro más que muestra como funciona el sofisticado sistema de cambios Rohloff.

Velomóvil FlevoBike Orca:

Sistema de cambios Rohloff: