La electricidad está de moda como paradigma del combustible limpio y las personas están muy receptivas a las propuestas de vehículos impulsados por ella, como evidenció la conmoción causada por el anuncio del Tesla 3, el interés generado por el concepto de movilidad dual recientemente presentado por Audi o el camión Nikola One.

Pero las bicicletas no se quedan atrás y GeoOrbital, una compañía con sede en Cambridge, Massachusetts, presenta un interesante concepto: una rueda eléctrica que se monta en una bicicleta común, haciendo de ésta un vehículo autopropulsado.

1Lo mejor de este concepto, que todavía está en etapa de recaudación de fondos vía Kickstarter, es que no demanda intervenir la bicicleta para montarle el accesorio. Es la funcionalidad hecha idea, como debería ser siempre.

La propuesta es tan simple como atrevida, solo debes reemplazar la rueda delantera de tu bicicleta por la de GeoOrbital y ¡voilá!… puedes ahorrarte el pedaleo.

2Esta rueda megatrónica hace su trabajo gracias un motor eléctrico oculto de 36 V y 500W que opera con una batería de ion litio de 36V y 6Ah. El modelo puede operar en modalidad eléctrica pura o combinado con el pedaleo. En el primer caso ofrece una autonomía de 20 km., los que se amplían a 48 si ayudas al motor con la fuerza de tus piernas.

El usuario decide cuando activar el modo eléctrico, lo que se hace mediante un interruptor que se instala en el manillar, pero ojo, es prudente que quienes usen este accesorio siempre lleven casco, porque la GeoOrbital puede hacer que alcances unos nos despreciables 32 km/h de velocidad.

3

Pero no todo es perfecto. Debes considerar que la instalación de este accesorio sube el peso de la bicicleta entre 7 y 9 kilos, bastante si te llegas a quedar sin batería a mitad de trayecto y definitivamente demasiado si tu camino es con cuestas.

El concepto está concebido en tres tamaños: 26, 28 y 29 pulgadas, para cubrir prácticamente todas las medidas de llantas de las bicicletas presentes en el mercado.

La campaña de recaudación de fondos va viento en popa y ha superado con creces el piso de USD $75.000 planteado inicialmente, pero esto no garantiza que llegue a producirse. De fabricarse, la GeoOrbital tendrá un costo de USD $649 para quienes aportaron recursos durante la campaña de recolección. Si no fuiste de ellos, deberás pagar USD $950 por tener esta rueda mágica.

En este video podrás tentarte.