Muchos ciclistas urbanos no usan casco, argumentando que es un accesorio incómodo. No miden las posibles consecuencias fatales que pueden sufrir en un accidente, en caso de golpearse la cabeza. No usarlo es injustificado, pero como algunos insisten en su porfía, un par de chicas suecas decidió crear Hövding, un casco-airbag, que trata de eliminar la excusa de la incomodidad.

Anna Haupt y Terese Alstinat, de Lund University, tras 7 años de desarrollaron este collar, que se coloca en el cuello como si fuese una especie de bufanda, y en cuyo interior hay un aribag que se despliega en milésimas de segundos.

hovding-airbag-for-cyclists

Hövding también protege el cuello, incluso del frío.

¿Cómo funciona? Los sensores que incorpora el sistema monitorean los movimientos del ciclista y detectan cualquier cambio en la velocidad o el ángulo, distinguiendo entre el ciclo normal del pedaleo y una situación que implique un accidente o caída. En caso de emergencia se activa en 0,1 segundos.

Otras ventajas de Hövding frente a los cascos tradicionales, aparte de que sólo se ve y se siente cuando este se activa, es que cubre una mayor superficie, envolviendo incluso la parte cervical que une la columna con el cerebro, una zona que suele verse dañada en colisión con automóviles o golpes producto de una caída.

Es importante saber algunos datos relevantes para el correcto uso de Hövding:

  • El zipper (cierre) del collarín debe estar completamente cerrado y el sistema encendido, para que funcione correctamente
  • El nivel de carga de la batería (18 horas) lo indican unas luces LED. Al igual que el estado On/Off que además tiene una señal audible
  • La recarga de la batería se hace vía cable USB conectado al computador o bien mediante el cargador de un teléfono móvil común, con un conector micro-USB.

Hövding no sólo es práctico, funcional y seguro sino también un accesorio a la moda: este cuello está disponible en colores y estampados para satisfacer los diversos gustos de los ciclistas.

¿Su precio? 299 euros (unos 240 mil pesos chilenos, que no incluyen los gastos de envío)

Cómo funciona este casco-airbag, mira las pruebas de simulación de accidentes: