Una interesante idea para mejorar el desempeño de las bicicletas plegables y reducir su volumen tras ser dobladas acaba de presentar el joven diseñador alemán Andrea Mocellin, quien desarrolló “Revolve”, una rueda de 26 pulgadas que se puede comprimir hasta reducir su tamaño a solo un tercio del original.

La rueda no usa cámara y es un conjunto indivisible de aro y cubierta, la que tras doblarse adquiere la apariencia de una pelota de rugby, pero con más estilo. De hecho hasta parece adorno rebuscado para escritorio.

 

La idea me gusta y ojalá llegue a destino, porque permitiría tener bicicletas plegables con ruedas de verdad y no con esos aros de cebolla que monta la mayoría de los modelos. Cierto, al tener ruedas pequeñas el cuadro también lo es y no representa una gran incomodidad transportarlas por las escaleras o arrinconarlas en la oficina tras su uso; pero nunca me he acostumbrado al miserable rendimiento que ofrecen al pedalear.

Montar la Revolve en bicics plegables abrirá otro desafío, pues sin duda requerirá de marcos más grandes, pero quien sabe, quizás este mismo chico ya tiene en mente la segunda parte de su plan y madura la idea de lograr cuadros tipo origami, con varios pliegues para dejarclos bien chiquitos,

De momento Mocellis ve su creación como algo destinado a un universo más amplio que el habitat de las bicicletas, de hecho lo considera óptimo para su uso en sillas de ruedas, en lo que estoy plenamente de acuerdo. La experiencia de doblar una silla y acomodarla en el maletero puede ser todo un desafío si tienes algunos trastes ocupando espacio en la cajuela del auto.

A diferencia del uso en boga, hasta donde sabemos la idea no está en ningún portal de financiamiento compartido y su creador gestiona asociarse con alguna empresa como financista, aunque no descarta la venta de la idea.

Acá te dejamos un video para ver la Revolve en acción