A estas alturas, el único elemento que no puede faltar en una bicicleta, además de las ruedas y la cadena, son las luces. Aquellas que indican que vas pedaleando por la calle al resto de los mortales y que te evitan pasar malos ratos o ser víctima de un accidente.

Tenerlas siempre funcionando es una obligación. No sirve tenerlas rotas o sin pilas.

Por eso te presentamos una interesante alternativa para cambiar esas pésimas luces que le pusiste a tu bici. Se trata de Rydon Pixio: una luz para bicicletas que se carga gracias a la energía solar.

Estos aparatos tienen impresionantes prestaciones:

  • Una vez que las saques de la caja y las instales, la luz brillará por dos años.
  • Las luces tienen un panel que permite capturar los rayos de sol o luz y guardarlas en las baterías con las que viene el dispositivo.
  • No es necesario que las tengas directamente bajo la luz del sol. Bastará que circules con ella en el día para ir acumulando energía en las baterías.
  • Viene con una herramienta especial para instalarlas en tu bicicleta con mucha facilidad.

Las luces pueden ser compradas en la tienda oficial, vienen en diferentes colores y se pueden comprar por US$ 45 cada una. Están disponibles tanto las luces frontales como traseras.