Son varios los inconvenientes con los cuales el ciclista debe lidiar a diario, pero definitivamente lo peor es el robo de la bicicleta. Para evitarlo hay muchos artefactos en el mercado que te permiten asegurarla, sin embargo la mayoría son pesados y aparatosos. Considerando este aspecto surge Sphyke C3N, un dispositivo que protege varias partes y piezas de la bici. Si bien se la pueden llevar completa, desarmarla será una tarea titánica.

Básicamente, Sphyke C3N es una tuerca que reemplaza las que traen las bicicletas para sujetar las ruedas, el vástago o T, la tija del sillín y el asiento. Pero el secreto está en el sistema de candado con combinación que se acopla a la tuerca. De esta forma, poder sacar algunas de las partes antes señaladas es imposible si no se tiene la combinación que posibilita el desbloqueo.

RuedaMasaLock

El bloqueo de masa se reemplaza por uno con Sphyke C3N.

 

Si este sistema se usa en conjunto con la tradicional cadena los amigos de lo ajeno no podrán sustraer tu bicicleta y tampoco quedarse con algún componente importante que, antes de Sphyke C3N, era fácil de sacar.

SillínLock

En reemplazo del perno y tuerca del sillín… un Sphyke.

 

Los ciclistas urbanos recomiendan proteger la bicicleta encadenándola a un poste de alumbrado usando un Kryptonite, candado de fierro en forma de U que es el más difícil de violar su cerradura y más aún de cortar. Aquellos con cable de acero o eslabones de cadena se cortan fácilmente con una herramienta denominada Napoleón.

ManubrioT

Parece un corcho, pero es un Sphyke C3N en la T… impide desarmarla.

 

Los ladrones, con este nuevo sistemas de seguridad, se deben estar dando de cabezazos contra el mismo poste de alumbrado público para descifrar la clave que les permita llevarse el botín.

 

Un vídeo para ver como funciona el Sphyke C3N: