Siguen ganando adeptos, a pesar de todo. Porque aunque son cool, ecológicos, de baja mantención y ayudan a mantener la salud, las bicicletas son vehículos livianos en donde su conductor tiene todas las de perder cuando de un accidente se trata.

Por eso, no hay medida de seguridad que sea inútil al andar arriba de una cleta, mucho menos si esa medida es capaz de salvar tu vida.

Un grupo de chilenos creó un mecanismo de seguridad revolucionario. Su nombre es X-Torch y es ni más ni menos que un chaleco luminoso que puede representar la diferencia entre vivir o morir.

No estamos exagerando. David Jerez (estudiante de ingeniería informática), Estefania Peralta (estudiante de ingeniería industrial) y Wladimir Araya (estudiante de ingeniería eléctrica), diseñaron este chaleco que es capaz de otorgar al ciclista una visibilidad de 360 grados y un rango visual de más de 500 metros de distancia que hacen imposible que no te vean.

SONY DSC

Como otras iniciativas semejantes, X-Torch permite además señalizar a los vehículos vecinos con luces de dirección para indicarles hacia donde vas a doblar. También, gracias a una gran cantidad de sensores y un control remoto, puede indicarle a los demás ciclistas y automovilistas el momento en el que estás frenando.

Sin embargo, la gran innovación de X-Torch está en la posibilidad del chaleco de avisar a los servicios de urgencia y a tu familia si fuiste víctima de un accidente. El chaleco se puede conectar con tu smartphone y, al momento de un choque o gran impacto que supere los 50 kilos de masa, el acelerómetro y giroscopio programados en la carcasa se activan. Las luces permanentes son reemplazadas por una señal de emergencia y, a través del teléfono, el chaleco envía un mensaje avisando del accidente a los contactos prestablecidos por su dueño, dándoles además su ubicación exacta gracias al GPS.

SONY DSC

Si en 40 segundos desde que se ha detectado el accidente no hay intervención del portador del chaleco, X-Torch emite el mensaje de emergencia. La aplicación del teléfono mostrará todos los datos del conductor (nombre, edad, tipo de sangre, dirección, números de contacto, alergias, enfermedades crónicas) de manera que los encargados de atender la emergencia puedan tener el máximo de información del accidentado.

X-Torch es recargable y usa un cargador estándar que permite dejarlo listo en tres horas. Su duración es de 12 horas, pesa sólo 700 gramos y cuenta con un bolsillo impermeable en el cual puedes guardar smartphone, llaves y tarjetas, entre otros objetos pequeños.