Todo ciclista sabe que las posibilidades de que se roben una bicicleta son bastante altas, por lo que el candado o cadena de seguridad es un accesorio indispensable. También saben que portar el accesorio no es cómodo, porque ocupa espacio y pesa. Un ejemplo es el Kriptonite-U, sindicado como el más seguro que existe. ¿El problema? Como todo método externo a la bicicleta no es inviolable.

Los chilenos Andrés Roi, Cristóbal Cabello y Juan José Monsalve, alumnos de Ingeniería Civil Industrial (UAI), ciclistas y víctimas del robo de sus bicicletas, tomaron en consideración todas estas circunstancias y se unieron para crear Yerka Project, una bici a prueba de ladrones, una bici que no se puede robar. ¿Qué la hace diferente del resto? El ratero no se la podrá llevar sin antes romperla, debido a que el sistema de seguridad es parte de su estructura. 

Yerka Team

Queda de manifiesto que la idea no fue sólo prevenir o evitar el robo, sino que provocar la completa frustración del ladrón. Si el pelafustán la roba, al menos el propietario tendrá la satisfacción de que ese bribón no se salió con la suya, porque quedará inutilizable.

Yerka Bici_3

Pero Yerka no es solo una bicicleta antiladrones. Los creadores también pusieron esmero en el diseño. Yerka es una bicicleta urbana, con estilo clásico y elegante.

Yerka Bici_1

Otro factor importante es la comodidad. Al no tener que cargar con pesados dispositivos de seguridad, una vez llegado a tu destino, la activación del sistema es simple y expedito: apenas toma 20 segundos dejar la bici a salvo de los amigos de lo ajeno.

Como todo producto, gran parte del éxito pasa por la promoción. En el sitio web de Yerka Project invitan a completar una simple encuesta y a suscribirse para recibir notificaciones respecto de los avances y el momento en que estarán disponibles para la venta.

Conozcan cómo funciona el sistema de seguridad de Yerka: