El BMW i8 junto con el i3 son los dos modelos con los cuales el fabricante bávaro inaugura la sub-marca con la cual ingresará al mercado de autos híbridos. Además se pueden enchufar y así recargar sus baterías (5kWh) en cualquier enchufe común de ciclo de 220 voltios y en sólo 3 horas. Esto es un sistema de apoyo a la carga que se realiza mientras el vehículo esta en movimiento.

BMWi8 Front

De frente el BMW i8 denota su gran parecido con el serie 6 y otros modelos en los que se ha inspirado este modelo.

Desde que se diera a conocer este innovador vehículo en cuanto a diseño y tecnología nadie pensó que la marca replicaría tal cual el modelo de producción, no suele ocurrir, pero para sorpresa de muchos el vehículo que se comercializará es prácticamente idéntico al conceptual que se hizo aún más conocido con la aparición en la película Misión Imposible 4.

La 65ª versión del Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt (en estos días está abierto a público) fue el escenario escogido para revelar el BMW i8, tal cual como será comercializado. Su venta se iniciará a fin de año en el mercado europeo con un precio € 126.000 al menos en Alemania.

Su apariencia es de un coupé deportivo, semejante a la Serie 6 y guiños al BMW Turbo y al M1. Y una configuración 2+2, en que sus plazas traseras son para uso ocasional o derechamente para ser ocupadas por niños.

BMWi8 Side

De lado se aprecia la eficiente aerodinámica del BMW i8 lograda por los diseñadores con tan sólo 0,26Cx.

Considerando los automóviles en que se inspiraron los diseñadores de la firma bávara se hace evidente su carácter deportivo que no es sólo en apariencia sino también en las prestaciones y performance que entregan sus dos motores y sistemas asociados a la propulsión:

  • Motor gasolinero 1.5 litros turbo de 3 cilindros.
  • Motor eléctrico con batería Ion-Litio.
  • Potencia combinadade 362 HP (231/131 HP).
  • Torque combinado de 570 Nm (320/250 Nm).
  • Caja Automática de 6 velocidades.
  • Velocidad 0-100 Kms/hr. en 4,4 segundos.
  • Velocidad máxima de 250 Kms/hr.
  • Consumo medio homologado de 40 Kms/lt.
BMWi8 interiores

La cabina deja claro que se trata de un automóvil futurista con la última tecnología disponible.

Las cifras anteriores se logran gracias a diversos factores que influyen en el comportamiento dinámico del BMW i8 tales como los materiales utilizados en su fabricación: fibra de carbono, magnesio, aluminio, PVRF, que permite aligerar el peso del vehículo a tan sólo 1.490 Kg. A esto se suma 0,26 Cx en coeficientes aerodinámicos yes agrega la gestión del sistema Driving Experience Control sobre la caja automática de 6 velocidades que permite varios modos de conducción:

  • eDrive, completamente eléctrico.
  • Eco Pro, optimiza la eficiencia consumo energético.
  • Confort, combina los dos modos anteriores.
  • Sport, prioriza las máximas prestaciones.

Sólo me queda agregar que las puertas con apertura del tipo tijera, al más puro estilo Lamborghini, llantas aro 20″, luces LED, instrumentación digital y configurable, y un navegador GPS que se conecta con la gestión mecánica del automóvil, optimizando la performance según la ruta seleccionada. Estas cosas hacen evidente que BMW ha realizado su mejor apuesta y, con la versión pronta a ser comercializada, los dados ya están lanzados. Ahora a deleitarse con imágenes mientras esperamos que llegue a las vitrinas de cada ciudad.

Vídeo del BMW i8 para conocerlo mientras esperamos llegue a nuestras calles:

BMW i8 electric supercar debuts at 2013 frankfurt motor show from designboom on Vimeo.

Sobre El Autor

Fanático de las motocicletas, ha tenido gran parte de las tipologías existentes. Se hizo un pequeño garage para guardarlas y esperando por más. Pero no sólo de motos vive el hombre, los autos son su otra pasión. Las camionetas sus preferidas, le permiten trasladar sus motocicletas a las que dedica gran parte de sus horas de ocio y algunas otras ni tan de ocio. El trabajo, que no le fanatiza, es el medio para obtener lo que quiere…más motos, más autos, uno que otro Gadget, etc. Su lema es que hay que trabajar para vivir, pero no vivir para trabajar: la vida es muy corta.