En 2002, justo cuando se ponían de moda los motores “Moskito” (en mi ciudad), adapté mi vieja bicicleta de montaña para colocarle un motor eléctrico. Aún cuando el mío resultó algo más costoso, tomé esta opción por varios motivos: No contamina, no es ruidoso y mantiene las bondades de la noble bicicleta, sumando la ventaja de poder aplicar motor y llegar aún más lejos. Y lo mejor de todo, sin la lengua afuera.

Si bien era un motor que no posibilitaba desarrollar gran velocidad, las cifras no eran nada despreciables.

  • Velocidad máxima 22 Km/hr.
  • Autonomía de 40 kilómetros (carga completa).
  • Tiempo de carga (8 horas).
Enchufe de Carga para Bramo Empulse

Enchufe de Carga para Brammo Empulse

En mi ciudad, Santiago de Chile, el desplazamiento promedio es de 16 kilómetros por hora, según la autoridad competente, por tanto las prestaciones señaladas del motor eran suficientes para el objetivo por el cuál lo compré: desplazarme de forma fluida por la ciudad, no contaminar y maximizar el ahorro en movilización, es decir, gasto en combustible, estacionamiento, mantenciones, etc. Algo que no puedo evitar destacar de esa época como ciclista “electrónico” es que este híbrido que armé me permitía una tremenda ventaja, disminuir considerablemente los tiempos destinados al desplazamiento al demorar menos en los mismos trayectos que realizaba en automóvil (casa, universidad, trabajo) y, lo mejor de todo, puerta a puerta sin tener que perder tiempo en las combinaciones que obliga a realizar el transporte público.

Pensando en la grata experiencia que obtuve con mi bicicleta y como motociclista que soy, comencé a buscar una alternativa eléctrica. Las hay, pero en aquellos años eran más bien bicicletas con aspecto de moto.

Actualmente y como ya les adelante en otras notas publicadas, existen modelos comerciales que no aparentan sino que son motos con todas sus características,  a lo cual muchos motociclistas no estamos dispuestos a renunciar. Me refiero al diseño, las prestaciones, la ciclística, entre otros.  Incluso, para los más puristas que no pueden renunciar al sonido del motor, hay variantes que incorporan un “ronroneo” lo que va más allá de una razón emocional: a raíz de sus dimensiones no son tan visibles como el resto de los vehículos por tanto al incorporar un sonido permite que sean advertidas por otros conductores.

Bramo Empulse R

Brammo Empulse R

Varios fabricantes de motos convencionales están incursionando en el desarrollo de motocicletas eléctricas. Por ejemplo, la firma austríaca KTM ya cuenta con Freeride E una moto MX que se comercializa en algunos mercados, dejando entrever su intención de incorporar a su gama, motocicletas con esta tecnología y, lo más emocionante, con iguales características que sus actuales productos para el Motocros y el Enduro.

Por otra parte, hay un importante número de nuevos desarrolladores que se han insertado en el mercado de las motocicletas, pero que su primera experiencia y su línea de productos son únicamente con esta tecnología, como les adelanté con las notas de  Motos y Scooter, ya publicadas, pero en esta ocasión la marca que vamos a comentar, es una con motocicletas que compiten en gamas más altas en cuanto a performance,  prestacioes y diseño.

La empresa Brammo comercializa una extensa gama de motocicletas como la Enertia, Enertia Plus y Engage, pero la que roba todas las miradas es la Empulse, una naked (sin carenado) que no tiene nada que envidiar a las  FZ-Series de Yamaha o a la ER6 de Kawasaki, por dar algunos ejemplos ya que son muchas y la lista es muy larga como para mencionar todas las marcas y modelos.

La Empulse está disponible en dos versiones, siendo la Empulse R la que más adeptos conquistará entre los que gustan de las deportivas sin carenado. Dentro de la gama disponible  se puede optar a tres versiones que varían solo en la autonomía y potencia final:

  • Versiones Empulse, 6.0, 8.0 y 10.0.
  • Autonomía 170 Kms.
  • Precio, US$ 16.995 para la Empulse y US$ 18.995 en el caso de la versión R.

    Enrtia_Street_F

    Brammo Enertia

Como una marca que se precie de tal no puede tener un sólo producto si desea ser comercialmente exitosa, Brammo cuenta con 2 modelos más en la actualidad: la Enertia, una motocicleta naked, pero con un estilo más urbano, menos agresivo en diseño y a la vez  menos deportivo. Las dos versiones, Enertia y Enertia Plus, se diferencian, principalmente por la la autonomía y el precio:

  • Enertia, 64 kilómetros y US$ 7.995
  • Enertia Plus, 128 kilómetros y US$ 10.995

Finalmente y para completar la gama de modelos que posee la marca norteamericana presentamos la Engage, motocicleta disponible en versiones Enduro, Cross y Motard con precios que varían entre los US$ 9.995 y los US$ 10.995.

Una lástima no poder acceder aún a este tipo de motocicletas, a pesar del tiempo transcurrido (2002 – 2013) desde que hice este descubrimiento ya que en mi país no se comercializan. Y si así fuese, les aseguro que una Empulse R engrosaría mi modesta colección de 4 motos (Enduro, Trial, Naked y ATV) más un Maxi Scooter, que si bien menciono, es probable que para la publicación de la nota ya no estará en mi poder…la vendí y vendrán por ella en un par de días.

 

 

Sobre El Autor

Fanático de las motocicletas, ha tenido gran parte de las tipologías existentes. Se hizo un pequeño garage para guardarlas y esperando por más. Pero no sólo de motos vive el hombre, los autos son su otra pasión. Las camionetas sus preferidas, le permiten trasladar sus motocicletas a las que dedica gran parte de sus horas de ocio y algunas otras ni tan de ocio. El trabajo, que no le fanatiza, es el medio para obtener lo que quiere…más motos, más autos, uno que otro Gadget, etc. Su lema es que hay que trabajar para vivir, pero no vivir para trabajar: la vida es muy corta.