El Maserati Kubang sería comercializado en 2013, pero se ha postergado por el lanzamiento mundial del Maserati Ghibli, nuevo sedán que se coloca por debajo del Quattroporte. Su objetivo, competir en el segmento en el cual el Porsche Cayenne es el líder absoluto. Por diseño, características e impronta de la marca seguramente será un férreo competidor entre los nuevos Crossover de súper lujo.

Maserati_Kubang_Interior

Interior de lo que será el futuro Kubang.

Maserati es una de las marcas del Grupo Fiat junto con Chrysler lo que permitió seleccionar la plataforma del Jeep Grand Cherokee como planta motriz para el Levante,  compartiendo el motor de 4.5 litros V8 que libera 450 caballos de fuerza, mientras que el resto de la mecánica será obra de la casa de Modena. Y ambos modelos también pasarán por la misma línea de producción en la planta de Detroit.

Una razón práctica de construir un SUV es con el objetivo de aumentar sus ventas en mercados como China, Rusia y América del Sur donde los caminos requieren de un vehículo más resistente que los deportivos que comercializa la marca del tridente.

Claramente el Kubang viene a competir con el Porsche Cayene, otro SUV que nació de un marca dedicada exclusivamente a coches deportivos de lujo. Pero también hay más exponentes en este segmento como el BMW X5 M, el Range Rover Sport y el Mercedes-Benz ML63 AMG, entre otros.

En Porsche ya tienen claro que su éxito en el segmento de los Crossover está provocando reacciones como la de Maserati, pero ya están trabajando en el desarrollo de dos nuevos SUV, el Cajún y el Macan que se colocan por debajo y por sobre el Cayenne, respectivamente.

MAserati-Kubang-rear

Por donde se le mire el Kubang es indiscutiblemente un Maserati.

En Maserati diseñaron el Kubang con los rasgos característicos de la marca y conservaron ese ADN que caracteriza a los modelos de la casa italiana. Al observar este Crossover, igual que con el Cayenne de Porsche, imposible no ver la similitud con los deportivos que dieron fama a ambos fabricantes. Ambos vehículos tienen claros guiños a los otros modelos de sus respectivas especies.

Como dato, para quienes tengan la oportunidad de acceder a un vehículo como este, se estima que el precio partirá en los US$ 70.000 y fácilmente subir a los US$ 90.000 con las versiones más equipadas.

Definitivamente la fiebre por cuotas del segmento de los Sport Utility, con más modelos, es una carrera que se ha desatado entre las marcas de lujo y no sólo Maserati debuta en estas ligas, lo hará también Bentley, retornará Lamborghini y se esperan los nuevos modelos X2 y X4 de BMW.

Sobre El Autor

Fanático de las motocicletas, ha tenido gran parte de las tipologías existentes. Se hizo un pequeño garage para guardarlas y esperando por más. Pero no sólo de motos vive el hombre, los autos son su otra pasión. Las camionetas sus preferidas, le permiten trasladar sus motocicletas a las que dedica gran parte de sus horas de ocio y algunas otras ni tan de ocio. El trabajo, que no le fanatiza, es el medio para obtener lo que quiere…más motos, más autos, uno que otro Gadget, etc. Su lema es que hay que trabajar para vivir, pero no vivir para trabajar: la vida es muy corta.