Los amantes del motocross estarán felices. Acaba de llegar a Chile, la renovada Honda CRF450R, una máquina emblemática y campeona del mundo, que aterriza por primera vez con arranque electrónico de serie.

Como si fuera poco, también incorpora una batería de litio súper ligera, nuevos modos de conducción y el sistema  Absolute Holeshot, para una salida explosiva desde la grilla de partida.

Al contar con arranque electrónico, la CRF450R podrá ponerse en marcha de manera más rápida en caso que el piloto sufra la parada del motor, ahorrando valiosos segundos que definen el podio de una carrera.

Además, esto hizo posible retirar el pedal de arranque, aminorando el peso de la moto, ya liviano gracias a su estanque de titanio.

Por otra parte, con la nueva batería de iones de litio se logró disminuir aún más gramos, dándole mayor velocidad, agilidad y maniobrabilidad (al tener una mejor relación peso/potencia). También esto implica menor fatiga para el piloto, ya que hará menos esfuerzos para moverla al momento de reincorporarse tras una caída.

Las novedades no se acaban aquí. Su sistema de admisión de aire hacia abajo y la disposición de la inyección de combustible, hacen que el motor de la CRF450R genere más potencia y torque. En consecuencia, esto hace que los componentes más pesados se localicen en la parte central y baja de la moto, redundando en un mejor centro de gravedad.

Adicionalmente, la CRF450R experimentó una mejor configuración del ECU, la inclusión de un botón para elegir entre tres modos de funcionamiento del motor y ajustes de la suspensión para el amortiguador Showa, depurando el manejo y comportamiento de la moto en curvas.

Al mismo tiempo dispone de una mejor frenada con doble disco delantero de 260 mm.

Con todo lo descrito, la CRF450R mejoró varios aspectos para hacer de ella una moto aún más competitiva. Tanto para seguir cosechando triunfos en el motocross o por el simple placer de un corredor amateur.

La nueva Honda CRF450R luciéndose en su hábitat natural: