Las motos se apoderaron del Salón de Tokio y las marcas japonesas aprovecharon la plataforma para mostrar incluso sus planes más secretos. Un ejemplo de esto es la Kawasaki Ninja 400, una máquina que hizo honor a su nombre (Ninja o Shinobi), con una entrada sigilosa antes de asestar su golpe letal .

Con este nuevo modelo, Kawasaki hace cada vez más ruido en el segmento de las motos de media y baja cilindrada, sumándose a lo que ya ofrecen con la Ninja 300 y ampliando su gama donde está la portentosa Ninja H2 R, la bestia de dos ruedas callejera más potente de la historia.

Justamente esta última sirve de inspiración para la Ninja 400. Una serie de detalles en su anatomía marca el parentesco. Es imponente al punto que tu cerebro te hará pensar que estás frente a una motocicleta de mayor cilindrada.

El look, por cierto, no es lo único que comparten. También se consideraron algunos aspectos funcionales y técnicos como el bastidor (chasis), el cual tiene un diseño muy similar a la H2 R.

La idea es darle a la Ninja 400 un peso más ligero, así como una conducción más ágil y segura. Al mismo tiempo se maximizan las capacidades de su motor.

Hablando del propulsor, este es uno de 399 cc., suficientes para desarrollar una potencia de 45 hp a 10.000 rpm. Todo administrado por una caja manual de seis velocidades.

Otras características destacadas de esta Kawasaki son sus discos de frenos lobulados, suspensión delantera invertida y trasera Uni-Trak con pre-carga y regulable (cinco posiciones) y ABS opcional, entre otros componentes.

Aún no esta claro si la Kawasaki Ninja 400 será un modelo intermedio o si bien reemplazará a la actual Ninja 300. Muchos rumorean esto último, pero en la marca no abren la boca. Nosotros esperamos que ambas coexistan, ya que lo que abunda no daña.

Video oficial de la Kawasaki Ninja 400:

¿Qué te pareció la nueva Kawasaki Ninja 400? 

Déjanos tu opinión