Mitigar el calor al interior del casco durante un viaje en moto en el verano, para que no se te achurrasque la cabeza y se te diluya el cerebro, es el sueño de todo motero, un sueño que tomó forma con la invención del BluSnap; un artilugio que dota de aire acondicionado a los cascos.

Tal como se lee. BluArmor Helmets es la empresa tras este invento, que consiste en un accesorio que mediante correas elásticas se monta en la parte frontal del casco, justo ante las tomas de aire delanteras.

El BluSnap es básicamente un aire acondicionado en miniatura, que consta de depósito de agua, radiador, ventilador y filtro de partículas, más una batería que hace andar a todo el conjunto. Al funcionar, el sistema disipa el calor mediante la evaporación del agua e inyecta aire fresco.

El BluSnap comenzará a venderse en India a unos US$30 y de acuerdo a los datos del fabricante el accesorio es capaz de reducir entre 6 y 15 grados la temperatura al interior del casco, la batería dura 10 horas y el depósito de agua debe rellenarse cada dos.

La idea es buena, pero en lo personal prefiero esperar que el sistema sea incorporado de serie por los fabricantes de cascos, aunque estoy seguro que cuando ello ocurra será al precio de la mitad de la moto. De momento no quiero ni imaginar asuntos como las vibraciones del BluSnap a ritmo de marcha y menos lo que significaría un impacto con tamaño armatoste precisamente frente a la cara.

Acá puedes darle una mirada al concepto.