Ante la insistencia de Triumph Chile -no es broma- no nos hicimos de rogar y fuimos al lanzamiento en Chile de tres espectaculares motos que mezclan a la perfección lo clásico con lo moderno.

Nos referimos a la Bonneville Bobber, la Street Scrambler y la Street Cup, esta última una excelente reinterpretación de una Café Racer.

Freddy Valderrama explicando las bondades de estas motos.

Para explicarnos en detalle, que tiene de especial este clásico trío de motocicletas, el ex-campeón nacional de motociclismo de velocidad y motocross, Freddy Valderrama Cremer, hizo una magistral exposición respecto de las cualidades de cada uno de los modelos. Aquí compartimos sus impresiones.

BONNEVILLE BOBBER

Esta moto reinterpreta de manera soberbia aquellas máquinas que nacieron en la época posterior a la Segunda Guerra Mundial, en Estados Unidos y luego Inglaterra, donde las transformaciones aplicadas sobre algunos modelos dieron origen a las Bobber.

Estás motos se caracterizaban por un chasis/bastidor rígido, la ausencia de suspensión trasera, tubos de escapes cortos, manillar recto y un solo asiento, entre otras particularidades.

Al descorrer el manto y ver la Bonneville Bobber, por un segundo sientes como si estuvieras frente a un modelo del siglo pasado. Su diseño es tan preciso como evocador que si enfocas la vista, descubrirás muchos componentes que se usaban antaño.

Sin embargo, al mismo tiempo es una moto moderna y cuenta con una serie de tecnologías que brindan una experiencia de conducción digna de los tiempos que corren. Varios de estos, sin embargo, han sido ocultados en la arquitectura de la moto para hacer prevalecer su estilo clásico.

Freddy Valderrama nos alertó especialmente sobre la suspensión trasera oculta bajo el asiento monoplaza. Además de incorporar elementos como el tipo de manillar, tubo de escape y chasis a la vieja usanza.

En cuantos a sus características más formales, esta bobber presenta:

  • Un motor high torque: 1.200 cc. / 76 hp /106 Nm
  • Acelerador electrónico
  • Embrague asistido antirebote
  • Inmovilizador de motor integrado en la llave
  • Frenos ABS On/Off
  • Control de tracción On/Off
  • Dos modos de conducción: Road y Rain

Su precio de lanzamiento CL$ 11.990.000. (Ver aquí su ficha técnica completa)


STREET SCRAMBLER

Como su nombre lo indica, la Street Scrambler es una motocicleta que rememora esas máquinas que causaron furor en la década de los 50 y 60, sobre todo entre los surfistas, por su versatilidad. Al ser motos multipropósito, pasaban del asfalto a la tierra, arena, barro o cualquier superficie off-road, sin titubeos.

Entre los componentes de su diseño, que imprimen a la Street Scrambler de ese aire clásico, encontramos su tubo de escape, tan propio del estilo scrambler por su forma y ubicación. Valderrama enfatiza: es imposible que se quemen debido a la temperatura, ya que cuenta con protecciones y una doble cámara justamente para evitar esto.

Además, su forma permite alojar, de manera invisible, el convertidor catalítico, y con esto cumple las normas de emisiones actuales sin empañar su clásico y minimalista diseño.

También cuenta con un masa ancha en la rueda trasera que, por el lado de la cadena, simula el clásico freno de balata (aunque lleva disco como se ve en el lado opuesto) y un pequeño radiador cuyo propósito es no romper el estilo Scrambler.

Otros atributos de esta moto son sus neumáticos multipropósito y una serie de elementos tecnológicos que brindan una experiencia placentera y segura, dentro y fuera del asfalto.

Su lista de características técnicas incluye:

  • Motor bicilindrico: 900 cc. / 55 hp / 80 Nm
  • Acelerador electrónico
  • Embrague asistido antirebote
  • Inmovilizador de motor integrado en la llave
  • Frenos ABS On/Off
  • Control de tracción On/Off

Precio de lanzamiento CL$ 9.690.000. Ver ficha técnica completa aquí.


STREET CUP

Esta moto trae consigo todo el carácter deportivo y agresivo de las clásicas café racer, esas motos del pasado montadas por jóvenes pilotos que competían en alocadas carreras por las calles londinenses, desafiándose unos a otros a quien llegaba primero al próximo café. De ahí el apelativo que las hace mundialmente conocidas.

En el caso de la Street Cup, los diseñadores de la marca británica vuelven a mostrar su creatividad y gran precisión con un resultado de impecable factura.

Si me hubiesen llevado con los ojos vendados y, en vez de la tienda de la marca, me hubiesen presentado la moto en un barrio típico londinense, perfectamente podría haber pensado que era una restauración colosal de una vieja y oxidada moto encontrada en algún garage británico.

Para lograr tanta exactitud en la creación de esta café racer, Triumph recurrió a todos los recursos para dotarla del clásico estilo con formas, colores y accesorios. Por ejemplo la cúpula, la tapa de colín, el asiento tipo bala, el doble marcador, así como los retrovisores en la punta del manillar, entre otros elementos.

Todo en esta moto parece original y tomado de esas tiendas gringas especializadas en partes y piezas para realizar restauraciones fidedignas.

Cuando hablamos de la combinación perfecta entre lo clásico y lo moderno, estas son sus características:

  • Motor bicilindrico: 900 cc. / 54 hp / 80 Nm
  • Acelerador electrónico
  • Embrague asistido antirebote
  • Inmovilizador de motor integrado en la llave
  • Control de tracción On/Off
  • Doble amortiguador trasero ajustable en precarga
  • Frenos ABS

Precio de lanzamiento CL$ 9.490.000. Ver ficha técnica completa aquí.

Para el final un par de consideraciones.

Cabe mencionar que tanto la Street Cup y la Street Scrambler se basan en la Triumph Street Twin, por lo mismo comparten ciertos componentes como el motor, los faros traseros LED y una conexión USB, entre otros.

Sin embargo hay una mala noticia, todas las motos están vendidas. Pero, tranquilo, en camino viene un nuevo embarque y también las demo para probrarlas y luego hacer la mejor elección.

Por ahora, no hemos tenido el placer de subirnos, pero Freddy Valderrama nos contó que las tres entregan una grata experiencia de conducción. Y cómo no creerle a un experimentado piloto y un gran amigo de la nuestro.

Izquierda a derecha: Street Cup, Bonneville Bobber, Street Scrambler.