Es cosa de ver la redes sociales para saber que Keanu Reeves es uno de los actores más idolatrados de Hollywood. No sólo por sus roles, sino que también por su calidad humana. Los amantes de las motos, además, le dan corazones extras debido a las máquinas que el propio Reeves desarrolla en su compañía, Arch Motorcycles.

¿Uno de sus últimos modelos? La ARCH Method 143 presentada recientemente en EICMA 2017.

La ARCH Method 143 es una bestia con un motor V-Twin de 2.343 cc., y un chasis monocelular de fibra de carbono. Gran parte de su estructura está forjada con aluminio mecanizado CNC y un fino cuero para el asiento que abraza los laterales del estanque, el cual emula las aplicaciones que solían tener las motos clásicas.

Siguiendo con el diseño, la Method 143 -al igual que las otras motos de ARCH Motorcycle Company– presenta una combinación ingeniosa entre lo clásico y lo moderno. Son máquinas únicas que salen de la mente de Reeves y su socio Gard Hollinger.

ARCH Motorcycle es prácticamente un taller de artesanos, pero una buena parte de sus componentes son escogidos con pinzas entre los fabricantes de piezas más renombrados del mundo.

Por ejemplo, la suspensión delantera de la moto está confiada a un sistema Öhlins FGRT, hecho con lámina de aire de fibra de carbono, así como la trasera con mono amortiguación central.

El sistema de frenos, por otra parte, ha sido confiado a la firma ISR y es un poderoso mecanismo con doble disco delantero con tres pistones en cada caliper, más un monodisco  trasero de cuatro pistones.

Las llantas, en tanto, son provistos por BST. Son de fibra de carbono, pero su diseño es obra de ARCH Motorcycle.

El escape, también propio de la marca e inspirado en el MotoGP, fue fabricado en una aleación de titanio y carbono.

En el caso de los faros, estos fueron creados por la marca, al igual que el tablero de instrumentos, el cual se hizo simulando un smartphone.

Esta moto, más otros modelos que está presentando la marca en Milán, son el resultado del trabajo conjunto con Suter Industries, una firma suiza reconocida mundialmente por sus chasis para motos de competición y que es el socio estratégico para que la marca del actor haga su ingreso al mercado europeo.

Finalmente, el precio de la ARCH Method 143 aún es un misterio. Pero como referencia  la ARCH KRGT-1 tenía un valor de USD 78.000. Caro, pero como son apenas 23 ejemplares, seguro que se acabarán en un abrir y cerrar de ojos.