Muy buenas impresiones dejó el paso de la Ducati XDiavel by RSD por el Sturgis Motorcycle Rally de este 2016. Ahí, la marca italiana decidió adentrarse en un mundo ampliamente dominado por las motos custom y chopper de altas cilindradas, ejemplares genuinos del característico estilo de moto carretera de Estados Unidos.

xdiavel-rs_gallery_24a6043-mediagallery_output_image_1920x1080

En la cita campean los rugidos y los músculos, y la XDiavel no desentonó, pues Ducati sabe transitar por la senda del poder con estética dura, como lo ha demostrado anteriormente con la creación de la XDiavel original y la DraXter, dos ejemplares de rudas motos naked.

xdiavel-rs_gallery_24a6174-mediagallery_output_image_1920x1080

En el caso de este espécimen, podemos decir que la idea de músculo y elegancia se interconecta a través de su estructura, la cual queda a la vista gracias al mínimo carenado que posee. Esto, por cierto, hace resaltar la fuerte presencia del bastidor y de su motor.

xdiavel-rs_gallery_24a5965-mediagallery_output_image_1920x1080

Para prepararla frente al desafío Sturgis, en Ducati además decidieron trabajar junto a Roland Sands Design (RSD), legendario preparador de motos de California y quien conoce de sobra el gusto de los estadounidenses por las motos poderosas. El resultado, no cabe duda, fue de alto impacto.

xdiavel-rs_gallery_24a5797-mediagallery_output_image_1920x1080

En concreto, se redujo el carenado, utilizando lo justo para crear un diseño con continuidad visual que nace desde el manillar, recorre el estanque y asiento, y remata en un robusto colín que antecede en forma armónica a la monumental rueda trasera. Lo más impresionante es que el conjunto no es la suma de varias piezas, sino que una sola estructura, el carenado de una pieza fijado al chasis multitubular.

xdiavel-rs_gallery_24a6014-mediagallery_output_image_1920x1080

Gran parte del bastidor queda a la vista, tal como el motor y otros componentes, generando así una estética áspera y potente, acentuada por los escapes cromados cortos y terminados en ángulos que dejan a la vista la llanta de la rueda trasera, la que luce unos gruesos radios.

Esta experiencia de Ducati recuerda lo realizado por otras marcas que desarrollaron proyectos similares, como la Vmax de Yamaha y la R1200C de BMW.

Para más detalles de la XDiavel RSD, un video y una galería de fotos.