Las motos eléctricas no terminan por sorprender. Además de los reconocidos beneficios en materia de contaminación acústica y del aire, la ausencia de un motor voluminoso es todo un beneficio para quienes saben explorar las alternativas del diseño de este tipo de vehículos.

Una empresa alemana supo qué hacer con ese espacio donde antes iba un motor: transformarlo en un lugar para transportar objetos sin necesidad de accesorios. Con esa idea, crearon Feddz: una moto eléctrica que permite un almacenamiento de 23 litros sin necesidad de canastillos laterales y parrillas.

Parte de la magia tiene que ver con que el motor brush-less de este vehículo está ubicado en el eje de la rueda trasera.  Con un torque de 60Nm y 3 modos de aceleración ubicados en el manubrio, la moto puede alcanzar velocidades desde 25 km/h hasta 45 km/h.

Feddz puede ser alimentada por dos tipos de baterías de litio de 48 V que son removibles y cuyas celdas, según asegura el fabricante, solo son Panasonic o Samsung:

  • Eco: Permite una autonomía aproximada de unos 70 kms. Requiere de un cargador de 6 amperes que permitirá cargar la batería en 5.5 horas.
  • Premium: Al igual que la Eco, necesita un cargador de 6 A, pero permite una autonomía aproximada de unos 110 kms. Debes tenerla enchufada 7 horas para lograr una carga completa.

El marco y la rueda trasera de esta moto están fabricados con aluminio. Para detener la circulación de sus ruedas de 26 pulgadas, el vehículo utiliza frenos de disco Magura Hydraulic MT4 de un diámetro de 180 mm.

El espacio de almacenamiento de 23 litros se manifiesta en un lugar con dimensiones de 420 x 360 x 220 mm. Para evitar que las cosas que lleves se caigan, el marco tiene incorporadas dos correas. Los diseñadores además integraron en este sector del cuadro un puerto USB para cargar tus gadgets.

El único inconveniente de esta belleza del diseño es su precio. Lamentablemente, está un poco debajo de los US$8.400, dinero con el que podrías comprar un citycar bastante decente, con todas las ventajas de espacio que éste tiene. Sin embargo, para quienes prefieren avanzar por la ciudad sin contaminar, es una interesante alternativa.