Cuando pensamos en desarrollo de motos creativas, novedosas, potentes o llamativas, nuestra mente se dirige a Estados Unidos, Japón, Italia o Gran Bretaña, pero ¿Dinamarca?. Bueno, es hora de que pongas a los escandinavos en el mapa gracias al trabajo de Fenris Motorcycles, una compañía dedicada a producir motos eléctricas. No scooters para hipsters, sino que tentadoras superbikes.

Amparados en la confianza que sienten en su desarrollo tecnológico, en la empresa decidieron diferenciarse desde las bases y es por eso que el logo de la marca es un Fenris, un descomunal lobo de la mitología nórdica. Algo así como un wargo de la serie Game of Thrones.

fenris_int_03

En Fenris se proponen crear motos muy racing, de conducción afilada y comportamiento sumamente deportivo. El diseño no es distintivo, el look se asemeja mucho al estándar de las motos de circuito, pero la propulsión marca la diferencia.

El prototipo que crearon pesa solamente 180 kilos y equipa un motor que ofrece una potencia de 150 kW (200hp), gracias al cual puede acelerar de 0 a 100 km/h en poco menos de tres segundos y alcanzar una velocidad punta de 300 km/h. Un dato relevante es que el propulsor creado por Fenris solo pesa 11 kilos.

fenris_int_01

Como es habitual en estos casos, los daneses juegan al secreto con las características técnicas del motor y otros aspectos como la suspensión y el sistema de frenos, pero todo quedará develado cuando el modelo entre en producción, lo que aseguran ocurrirá el 2019 cuando fabriquen las primeras 500 unidades.

En el siguiente video puedes darle un vistazo a esta rapidísima moto de cero emisiones contaminantes.