¿Una moto que se equilibra sola? Sí, tal como lo lees. No estamos soñando.

La magia es obra de Honda y su sistema Riding Assist, una tecnología que logra el milagro sin necesidad de apoyos o la intervención de un piloto.

Para el experimento, Honda usó una terrenal motocicleta NC750 y la puso en modo futuro con el desarrollo de esta increíble tecnología. El Ridding Asist es capaz de evitar caídas cuando la moto está en reposo y, en cierta medida, también entrega asistencia en la conducción, cuando se ha puesto en marcha.

Si bien hay otras marcas de origen europeo que han presentado un concepto similar (BMW Motorrad Vision Next 100) , Honda no usó giroscopios y es la primera marca que plantea la posibilidad de poner esta motocicleta en la línea de producción.

El hecho de haber usado un modelo que hoy circula en las calles como la NC750 es, justamente, la razón que lleva a pensar que solo hay un paso entre el presente y el futuro, y que no es solo un ejercicio de ingeniería.

¿Ver para creer? Miren el video de la Honda Riding Assist en acción: