Acaba de presentarse en Chile la nueva generación de la Suzuki Gixxer con mejoras importantes a nivel mecánico. Lo más relevante es el reemplazo del carburador por un sistema de inyección electrónica de combustible (FI), mejorando su rendimiento y disminuyendo las vibraciones provocadas por el motor.

Con lo anterior se obtiene un mejor consumo del combustible con lo cual la marca asegura que la Suzuki Gixxer ofrece una autonomía de 47 km/lt.

A la hora de frenar, la Suzuki Gixxer también ha mejorado al incorporar un sistema de freno y disco en la rueda trasera.

Por otra parte, se mantiene el motor de 155 cc., cuatro tiempos refrigerado por aire y con tecnología SEP (Suzuki Eco Performance Technology), ya que ha dado muy buenos resultados en cuanto a potencia (14,8 hp) y torque (14 Nm) Simplemente se justificaba cambiar el carburador.

Todo es administrado por una caja manual de cinco velocidades.

En apariencia y estructura, la Gixxer mantiene su diseño y configuraciones con o sin carenado (naked). Ambos han sido desarrollados sobre la base de la emblemática Suzuki GSX-R y cuenta con suspensión trasera monoshock regulable en siete niveles.

La altura de su asiento está a 78 cm. del suelo, mientras que la balanza le da 123 kg, algo más liviana que su predecesora.

Su tablero totalmente digital, es otro componente heredado del modelo anterior.

El precio para esta nueva generación de la Suzuki Gixxer FI se desglosa así:

  • Versión carenada CL$ 1.899.900
  • Versión naked CL$ 1.699.900

Los colores disponibles según versión son rojo, negro, azul y algunas combinaciones bitono, azul/blanco y negro/rojo.

Para el final les dejamos un video de la planta de Suzuki en Argentina, donde se ensambla la Gixxer: