Colosal. Digna de un guerrero del apocalipsis. Eso son los parámetros en los que cabe la Kawasaki Ninja H2, la última creación de la compañía de Minato, Japón.

No sabemos que pasaba en las oficinas de la empresa, cuando los ingenieros comenzaron a desarrollar el proyecto, pero el resultado es absolutamente ridículo: una bestia de motor con supercargador centrífugo de 998 cc. y capaz de entregar hasta 300 caballos de fuerza.

Para quienes no conocen la jerga motor, todo lo anterior es una locura. La Kawasaki Ninja H2 es la motocicleta más potente fabricada en la historia humana. Es un animal tan salvaje que le da un look de cachorro a las máquinas que Valentino Rossi o Dani Pedrosa utilizan en el Moto GP.

Kawasaki Ninja H2 (2)

Kawasaki

Para desarrollar este musculoso corazón de cuatro cilindros, Kawasaki le pidió una mano a varios de sus departamentos, entre ellas su división aeroespacial. El plan era articular su insana potencia dentro de un motor pequeño y liviano.

Por otra parte, para sustentar toda su energía, el diseño del chasis y la aerodinámica de la moto debían acomodarse a la exigencia. En el primer caso, la idea fue utilizar un marco firme, de acero, con tal de dar estabilidad a un vehículo capaz de generar velocidades extremas. Su cuerpo, en ese sentido, sigue dichos parámetros, para además combatir fuerzas externas como el roce y la gravedad.

Kawasaki Ninja H2 (4)

Kawasaki

La furia de la Kawasaki Ninja H2 es tan incontenible que solo puede ser desatada en pistas de carrera. Sí, lo sentimos. Está absolutamente prohibida para el uso callejero. ¿Por qué desarrollar entonces una moto que no se puede conducir en la calle? Quién sabe. Quizás hay un poco de decirle el mundo, hey, miren de lo que somos capaces.

¿Triste? Bueno, el ejercicio tampoco es vacío. Kawasaki anunció que antes de fin de año comenzará a vender una versión para la calle. Si bien sus especificaciones no han sido detalladas, es más que seguro que vendrá con un par de grados menos de locura.